Becarios
Más de 2.000 becarios de investigación se han manifestaron en 2.006 en Madrid para reivindicar un contrato laboral en el que se reconozcan derechos sociales, porque afirman que aportan gran parte del trabajo científico de nuestro país, en unas conglomeraciones que ya vienen siendo habituales todos los años.
El colectivo de becarios en nuestro país asciende a 15.000 personas, y en la actualidad sólo uno de cada 10 consigue quedarse en el sistema de ciencia español.
¿Qué es Becario y Beca?
Becario = Titulado/a Superior, normalmente, que realiza un trabajo de investigación dentro de un grupo de investigación, bajo la dirección y dependencia jerárquica de un director de investigación y en el ámbito de organización del centro de investigación donde presta sus servicios.
- Jóvenes desde 18 a 29 años de edad, ambos inclusive.
- Parados de larga duración, que llevan, al menos, un año inscritos como demandantes de empleo.
- Mayores de 45 años de edad.
- Minusválidos.
Se retribuye en forma de Beca= Subvención para realizar estudios o investigación. En el sistema español de investigación son la modalidad más extendida de pago de salarios a investigadores en fase inicial, sustituyendo los contratos de trabajo.
     No reconoce a los becarios como trabajadores de pleno derecho y por tanto limita sus derechos.
Según el Estatuto del Becario solamente son Becarios de Investigación los investigadores que hayan obtenido el D.E.A.(Diploma de Estudios Avanzados. Se concede una vez superados los Cursos de Doctorado y el Trabajo de Investigación Tutelado.)
Precariedad
Hemos de denunciar la escasa protección social de la mayoría de los investigadores, muchos de ellos ejerciendo su trabajo en instituciones públicas, por las siguientes razones:
- No poseen cobertura sanitaria pública. Algunas becas tienen un seguro médico privado, otras de accidentes y algunas, ningún tipo de cobertura. Sólo las escasas becas acogidas al Estatuto del Becario incorporan a los becarios al Régimen General de la Seguridad Social.
- No cotizan para el sistema de pensiones. Téngase en cuenta que un buen número de becarios se ve obligado a ir saltando de beca en beca hasta más allá de la treintena.
- Carecen de permiso de paternidad/maternidad salvo que la convocatoria lo recoja expresamente.
- No tienen de baja por enfermedad o de prestación por invalidez/incapacidad permanente/muerte.
- No gozan de vacaciones reguladas y otros derechos laborales (permisos por enfermedad de familiar, por asuntos propios, derecho a la huelga, formación en riesgos laborales...)
- Carecen de prestación por desempleo al finalizar su beca.
Algunos de estos aspectos han sido retocados por el Estatuto del Becario que, sin embargo, sólo afecta a una minoría de los "becarios de investigación" y concede unos derechos mínimos a los investigadores.
La carencia de un marco jurídico adecuado provoca además que los becarios no gocen en muchos organismos de los derechos de los investigadores funcionarios o contratados: representación colectiva en los órganos de dirección, uso de instalaciones o servicios, figurar como miembro de grupos de investigación, ver reconocidos sus años de trabajo como antigüedad en el caso de acceder a la función pública...