Enfermedades profesionales provocadas por la inhalación de sustancias y agentes no comprendidas en otros apartados
1. Neumoconiosis.
a) Silicosis, asociada o no a tuberculosis pulmonar.
Trabajos expuestos a la inhalación de polvo de sílice libre, y especialmente:
Trabajos en minas, túneles, canteras, galerías.
Tallado y pulido de rocas silíceas, trabajos de canterías.
Trabajos en seco, de trituración, tamizado y manipulación de minerales o rocas.
Fabricación de carborundo, vidrio, porcelana, loza y otros productos cerámicos, fabricación y conservación de los ladrillos refractarios a base de sílice.
Fabricación y manutención de abrasivos y de polvos detergentes.
Trabajos de desmoldeo, desbarbado y desarenado en las fundiciones.
Trabajos con muelas (pulido, afinado) que contengan sílice libre.
Trabajos en chorro de arena y esmeril.
b) Asbestosis, asociada o no a la tuberculosis pulmonar o al cáncer de pulmón.
Trabajos expuestos a la inhalación de polvos de amianto (asbesto) y especialmente:
Trabajos de extracción, manipulación y tratamiento de minerales o rocas amiantíferas.
Fabricación de tejidos, cartones y papeles de amianto.
Tratamiento preparatorio de fibras de amianto (cardado, hilado, tramado, etc).
Aplicación de amianto a pistola (chimeneas, fondos de automóviles y vagones).
Trabajos de aislamiento térmico en construcción naval y de edificios y su destrucción.
Fabricación de guarniciones para frenos y embragues, de productos de fibro-cemento, de equipos contra incendios, de filtros y cartón de amianto, de juntas de amianto y caucho.
Desmontaje y demolición de instalaciones que contengan amianto.
c) Neumoconiosis debida a los polvos de silicatos.
Trabajos expuestos a la inhalación de polvos de silicato y especialmente:
Trabajo de extracción, manipulación y tratamiento de minerales que liberen polvo silicatos.
Industria del caucho, del papel, del linóleo, cartón y de ciertas especies de fibro-cemento.
Industrias de pieles.
Industrias de la porcelana y de la cerámica (caolín).
Industria de perfumes y productos de belleza, fábricas de jabones y en joyerías.
Industria química y farmacéutica (utilización de la permutita y bentonita).
Industria metalúrgica (utilización de la bentonita, polvos de olivino y de circonio), para el moldeado y limpieza de fundiciones.
d) Cannabosis y bagazosis.
Trabajos en los que se manipula el cáñamo y el bagazo de la caña de azúcar.
2. Afecciones broncopulmonares debidas a los polvos o humos de aluminio o de sus compuestos
Extracción de aluminio a partir de sus minerales, en particular la separación por fusión electrolítica del óxido de aluminio, de la bauxita (fabricación de corindón artificial).
Preparación de polvos de aluminio, especialmente el polvo fino (operaciones, demolido, cribado y mezclas).
Preparación de aleaciones de aluminio.
Preparación de tintas de imprimir a partir del pigmento extraído de los residuos de los baños de fusión de la bauxita.
Fabricación y manipulación de abrasivos de aluminio.
Fabricación de artefactos pirotécnicos con granos de aluminio.
Utilización del hidrato de aluminio en la industria papelera (preparación del sulfato de aluminio), en el tratamiento de aguas, en la industria textil (capa impermeabilizante), en las refinerías de petróleo (preparación y utilización de ciertos catalizadores) y en numerosas industrias donde el aluminio y sus compuestos entran en la composición de numerosas aleaciones.
3. Afecciones broncopulmonares debidas a los polvos de los metales duros, talco, etc
Trabajos de mezclado, tamizado, moldeado y rectificado de carburos de tungsteno, titanio, tántalo, vanadio y molibdeno aglutinados con cobalto, hierro y níquel.
Soldadura al arco eléctrico en espacios confinados.
Pulidores de metales que utilizan óxido de hierro.
Trabajos de explotación de minas de hierro cuyo contenido en sílice sea prácticamente nulo.
Trabajos expuestos a la inhalación de talco cuando está combinado con tremolita, serpentina o antofilita.
Operaciones de molido y ensacado de la barita.
4. Afecciones broncopulmonares causadas por los polvos de escorias Thomas.
Obtención y empleo de escorias Thomas y especialmente:
Molido, triturado, ensacado, transporte, almacenado y mezcla con otros abonos y el esparcimiento de estos abonos.
5. Asma provocado en el medio profesional por las sustancias no incluidas en otros apartados.
Exposición a productos de origen vegetal o animal y a ciertas sustancias químicas en diversas actividades y especialmente en:
Fabricación de filtros.
Tratamiento de cuero y plumas.
Apicultura (veneno de abejas).
Manipulación de harina.
Manipulación de algodón, lino y cáñamo.
Manipulación de maderas exóticas.
Actividades agrícolas (plumas, pelos, polvos de cereales, etcétera).
Actividades en la industria farmacéutica, droguerías, perfumerías e institutos de belleza.
Médicos y veterinarios, así como el personal para médicos biólogos y personal de laboratorio.
Industrias de metales y de las máquinas-herramienta.
Trabajos domésticos.
Inhalación repetida de ciertos agentes químicos como: acroleína, isocianatos, formol, parafenilindimina, anhídrido ftálico, vanadio, sales de platino, oxicloruro de fósforo y ciertos productos orgánicos complejos, como el ricino, goma arábiga, ipecacuana, etc.
Fabricación y empleo de antibióticos.
Fabricación y empleo de materias plásticas.
Fabricación y empleo de aminas aromáticas y alifáticas.
Fabricación y empleo de enzimas proteolíticas.
6. Enfermedades causadas por irritación de las vías aéreas superiores por inhalación o ingestión de polvos, líquidos, gases o vapores.
Trabajos en los que existan exposición a polvos, líquidos, gases o vapores irritantes de las vías aéreas superiores.