Modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo
Concepto
De acuerdo con el art. 50.1 a) Estatuto de los Trabajadores, las Modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo, sean colectivas o individuales, lícitas o ilícitas, e independientemente de la materia a la que afecten, «que redunden en perjuicio de la formación profesional o en menoscabo de la dignidad» del trabajador, constituyen causa justa para la extinción indemnizada del contrato de trabajo.

Las modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo que son colectivas requieren, de conformidad con el art. 41.2.3 Estatuto de los Trabajadores, tendrán esta consideración aquéllas cuya fuente de fijación inicial haya sido bien un acuerdo o pacto colectivo; bien una decisión unilateral del empresario de efectos colectivos; o bien un convenio colectivo estatutario –si bien estas últimas sólo pueden ser modificadas cuando afecten a determinadas condiciones de trabajo y mediante un procedimiento específico–. La introducción de modificaciones sustanciales de carácter colectivo por la dirección de la empresa requiere, de acuerdo con lo establecido en el art. 41.4 ET, agotar previamente «un período de consultas con los representantes legales de los trabajadores de duración no superior a quince días».

La puesta en práctica de modificaciones sustanciales de carácter individual, está sujeta únicamente a la exigencia de su notificación por el empresario al trabajador afectado y a sus representantes legales con una antelación mínima de quince días a la fecha de su efectividad. La decisión unilateral del empresario es efectiva por sí misma, sin necesidad de aceptación ni de intervención de ningún tipo por parte del trabajador afectado ni de sus representantes.