DETERMINACIÓN DE CONTINGENCIA

     En España, muchos accidentes de trabajo o enfermedades profesionales son tramitados como enfermedad común en nuestro país cuando que se reconozcan que derivan del trabajo conlleva mayores prestaciones y beneficios.

     Para determinar el origen de una Incapacidad, una enfermedad, una baja… se encuentra el proceso para la Determinación de Contingencia, mediante el cual se califica la patología que padecemos como Enfermedad Común (Contingencia Común ) o, por el contrario, con origen en el Trabajo (Contingencia Profesional).

     En Europa se registran alrededor de tres enfermedades profesionales por cada 1.000 trabajadores, mientras que en España las cifras son diez veces menores porque la mayoría de los casos son etiquetados como enfermedades comunes, es decir, sin relación con el trabajo.

     En estos casos, de ACCIDENTE DE TRABAJO o ENFERMEDAD PROFESIONAL, el trabajador afectado no puede recibir los beneficios que por ley le corresponden, por lo que será atendido por el sistema sanitario público, con el gasto correspondiente, y no por la mutua con la que tiene asegurada la contingencia.

Competencia y Resolución

     Las competencias sobre las contingencias comunes (enfermedad común y accidente no laboral) son propias del Sistema Nacional de Salud, y las de las contingencias profesionales (enfermedad profesional y accidente de trabajo), las mutuas; el árbitro de todas las situaciones dudosas o conflictivas sobre el tipo de contingencia es el médico inspector.

     En cualquier caso, la resolución la tiene que realizar el INSS.

     Si no estamos de acuerdo con la resolución, podemos accionar ante los tribunales en el plazo de 30 días desde la fecha de la notificación.

Tramitación

     El inicio del trámite de determinación de contingencia (si es enfermedad común o contingencia profesional) puede realizarse por:

    • El paciente.
    • La inspección médica.
    • La mutua.