ENFERMEDAD COMÚN o ACCIDENTE NO LABORAL


      Cuando un trabajador, después de haber estado sometido a tratamiento médico, normalmente en situación de incapacidad temporal, presenta lesiones graves, previsiblemente definitivas, que disminuyan o anulen su capacidad laboral, puede iniciar el proceso necesario para obtener una pensión por incapacidad permanente.

      Incapacidad permanente derivada de enfermedad común o accidente no laboral, es la situación del trabajador que, después de haber estado sometido al tratamiento prescrito y de haber sido dado de alta médicamente, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves, susceptibles de determinación objetiva y previsiblemente definitivas, que disminuyan o anulen su capacidad laboral.

      El procedimiento puede iniciarse a petición del trabajador afectado, o su representante legal; de oficio por propia iniciativa del INSS.

Requisitos

      Para poder beneficiarse de las prestaciones económicas por incapacidad permanente es preciso reunir los siguientes requisitos:

- Presentar un cuadro de lesiones propio de esta situación.

- Estar en alta o situación asimilada.

- Acreditar un determinado período mínimo de cotización, salvo si se debe a un accidente no laboral, en cuyo caso no es preciso acreditar período alguno.

CLASES