EL CASO ESPECIAL DEL SUICIDIO EN HOSPITALES Y CENTROS PSIQUIATRICOS

“Todo caso de muerte que resulta, directa o indirectamente, de un acto positivo o negativo, realizado por la misma víctima y con conocimiento por su parte de que se producirá este resultado".
     El art. 93 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, del contrato de seguro, nos proporciona un concepto legal de suicidio: la muerte causada consciente y voluntariamente por el propio asegurado.
     Para apreciar algún tipo de incumplimiento por parte de la administración el elemento decisivo es que el suicida hubiera entrado bajo su custodia precisamente por haberse intentado suicidar o bien que la administración debiera tener constancia o la tuviera efectivamente de su historial médico en el cual constase algún intento de suicidio. Existe un vínculo especial entre el suicida y la Administración cosa que puede comportar, por diferentes vías, una obligación especial de la administración de evitar el suicidio del administrado que se encuentra a su cargo, bajo su custodia o a su servicio de manera forzosa. En este sentido la jurisprudencia, a pesar de buscar siempre una base culpabilística en un incumplimiento, parece situarse cada vez más cerca de los criterios de la responsabilidad objetiva en los casos ocurridos en hospitales. El TS aprecia responsabilidad de la administración hospitalaria basada en la falta de medidas de seguridad o vigilancia suficientes.
     Supuestos en los tribunales: