Tribunal Supremo Sala 4ª, S 9-7-1987.
Pte: Díaz Buisen, José

En la villa de Madrid, a nueve de julio de mil novecientos ochenta y siete.

Vistos los presentes autos pendientes ante esta Sala, en virtud de recurso de casación por infracción de ley interpuesto por D. Francisco, representado por el Procurador D. Jesús Alfaro Matos y defendido por el Abogado D. Antonio Cuadros Castaño, contra la sentencia dictada el 9 de enero de 1985 por la Magistratura de trabajo núm. 1 de Murcia, que conoció de demanda formulada por dicho recurrente contra la Mutualidad General de Previsión del Hogar "D.", el Instituto Nacional de la Seguridad Social y la Tesorería General de la Seguridad Social, sobre incapacidad permanente absoluta e indemnización, compareciendo ante esta Sala en concepto de recurridos, la Mutualidad General de Previsión del Hogar "D.", representada por el Procurador D. Pablo Oterino Menéndez y defendida por el Abogado D. Francisco Domínguez Gea, el Instituto Nacional de la Seguridad Social, representado por el Procurador D. Eduardo Morales Price y defendido por el Abogado D. Luis López Moya, y la Tesorería General de la Seguridad Social, representada por el Procurador D. Luis Pulgar Arroyo y defendida por la Abogada Dª María Fernanda Mijares García Pelayo.

Es Ponente el Magistrado Excmo. Sr. D. José Díaz Buisen.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- El actor, D. Francisco, formuló demanda ante la Magistratura de Trabajo núm. 1 de Murcia, contra la Mutualidad General de Previsión del Hogar "D." y otros, en la que, tras exponer los hechos y fundamentos de derecho que estimó de aplicación, terminó por suplicar se dictara sentencia, por la que se le declare afecto de incapacidad permanente absoluta, o subsidiariamente total, con las consecuencias legales inherentes a tal pronunciamiento, más una indemnización de 5.000.000 de pesetas.

SEGUNDO.- Admitida a trámite la demanda, tuvo lugar el acto del juicio, en el que la parte actora se ratificó en la misma, oponiéndose los demandados y alegando el Instituto Nacional de la Seguridad Social falta de legitimación pasiva. Y recibido el juicio a prueba, se practicaron las que constan en los autos.

TERCERO.- En fecha 9 de enero de 1985, se dictó sentencia por dicha Magistratura, cuya parte dispositiva dice: "Fallo. Que desestimando la demanda interpuesta por D. Francisco en acción sobre invalidez permanente absoluta, frente a la Mutualidad General de Previsión del Hogar, Instituto Nacional de la Seguridad Social y Tesorería Territorial del mismo, debo absolver como absuelvo a las entidades antes mencionadas, en la acción dirigida contra ellas."

CUARTO.- En la anterior sentencia se declara probado:

"Primero.- Que D. Francisco, mayor de edad, con domicilio en Murcia, venía prestando servicios como trabajador por cuenta propia dedicado a actividad de ganadería y agricultura, afiliado a la Mutualidad General de Previsión del Hogar.

Segundo.- El 4 de agosto de 1982, solicitó pensión de invalidez con cargo al Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social, y por resolución de 18 de mayo de 1983 fue declarado en situación de Invalidez Permanente Total derivada de enfermedad común, por padecer fractura de diáfisis púbica, fractura de pelvis y sacro, resección de isquio-pubiana con efectos desde 2 de agosto de 1982, que en alzada se ha confirmado dicho pronunciamiento.

Tercero.- El 1 de febrero de 1983 solicitó de la Mutualidad General de Previsión del Hogar, indemnización por invalidez absoluta, derivada de accidente de trabajo; que por la Mutualidad demandada se le concedió una indemnización de 500.000 ptas. por invalidez permanente total."

QUINTO.- Contra la anterior sentencia, se interpuso recurso de casación por infracción de ley por el demandante, y admitido que fue y recibidas las actuaciones en esta Sala, su Abogado lo formalizó basándolo en los siguientes motivos de casación:

Primero.- Al amparo del art. 167-5 de la LPL, por error de hecho en la apreciación de las pruebas practicadas.

Segundo.- Al amparo del art. 167-1 de la LPL, infracción del art. 141 de los Estatutos de la Mutualidad de Previsión del Hogar D.; e infracción del art. 4 de la Ley de 6-12-41.

SEXTO.- Evacuados los distintos traslados de impugnación por la parte recurrida y emitido el preceptivo dictamen por el Ministerio Fiscal, en el sentido de considerar improcedente el recurso, se señaló para votación y fallo el día 3 de julio de 1987, en cuya fecha tuvo lugar.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Por la parte demandante se interpone recurso de casación por infracción de ley contra la sentencia de la Magistratura de Trabajo y lo hace en base a dos motivos, el primero amparado en el núm. 5 del artículo 167 de la Ley de Procedimiento Laboral, sobre error de hecho en la apreciación de las pruebas practicadas y para que a la vista del documento obrante al folio 20 de los autos, consistente en fotocopia de sentencia de la Magistratura de Trabajo núm. 2 de Murcia, de fecha 14 de mayo de 1984, se recojan las secuelas que en la misma se indican, así como el pronunciamiento de invalidez permanente absoluta que hace el Magistrado "a quo", modificando el de incapacidad total que le había reconocido la Comisión Técnica Calificadora; motivo para cuya aceptación es necesario la constancia de la autenticidad de la sentencia aludida, en orden a su firmeza y ejecutoriedad, pues de ello deriva la posibilidad de entrar en el problema planteado en el litigio y en el recurso sobre si las declaraciones de invalidez tienen órbita específica en el campo de la Seguridad Social y en el de los seguros concertados con Mutualidades como anejos a la invalidez existente, o si el de éste es subsidiario del General de la Seguridad Social; y si la constatación de lo expresado es necesario para poder entrar en el fondo del litigio, procede declarar la nulidad de la sentencia para que, en el trámite de terminación del acto de juicio el Magistrado "a quo" acredite y haga constar la firmeza o no de la sentencia de la Magistratura obrante al folio 20 de los autos, bien por no haber sido recurrida o el pronunciamiento definitivo en caso de haberlo sido; declaración de nulidad que hace innecesario el examen de los motivos del recurso, con devolución de los autos para cumplimentar lo acordado.

FALLO

Declaramos la nulidad de la sentencia dictada por la Magistratura de Trabajo número Uno de las de Murcia, de fecha nueve de enero de mil novecientos ochenta y cinco, en los autos número 3832 del año 1983 iniciados en virtud de demanda formulada por D. Francisco contra la Mutualidad General de Previsión del Hogar "D.", el Instituto Nacional de la Seguridad Social y la Tesorería General de la Seguridad Social, sobre incapacidad permanente absoluta y reclamación de cantidad, reponiendo las actuaciones al trámite previo a dictar sentencia, y con los elementos que pueda incorporar en virtud de diligencia para mejor proveer, con intervención de las partes, acredite la firmeza y ejecutoriedad o no, de la sentencia dictada por la Magistratura de Trabajo núm. 2 de Murcia con fecha 14 de mayo de 1984; y seguir el trámite hasta dictar la resolución que en derecho estime procedente.

Devuélvanse los autos a la Magistratura de procedencia, con certificación de esta sentencia y comunicación.

Así, por esta nuestra sentencia, que se insertará en la COLECCION LEGISLATIVA, lo pronunciamos, mandamos y firmamos. Félix de las Cuevas González.- José Lorca García.- José Díaz Buisen. Rubricados.

Publicación: Leída y publicada ha sido la anterior sentencia por el Magistrado Ponente D. José Díaz Buisen, celebrando audiencia pública en la Sala de lo Social del Tribunal Supremo el día de la fecha, de lo que como Secretario certifico. Madrid, a nueve de julio de mil novecientos ochenta y siete.