Tribunal Superior Justicia Murcia Sala Social.
SENTENCIA: 303/2005, rec. 153/2005, S 7-3-2005.
Pte: Rodríguez Gómez, Manuel

En la ciudad de Murcia, a siete de MARZO  de dos mil cinco.

     La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma de Murcia formada por el Iltmo. Sr. Presidente D. JOSÉ LUIS ALONSO SAURA, y los Iltmos. Sres. Magistrados, D. JOAQUÍN ÁNGEL DE DOMINGO MARTÍNEZ, y D. MANUEL RODRIGUEZ GOMEZ, ha pronunciado

EN NOMBRE DEL REY

     la siguiente:

SENTENCIA

     En el recurso de suplicación interpuesto por doña SILVIA GARCÍA GÓMEZ, contra la sentencia del Juzgado de lo Social número 4 de Murcia, sobre DESPIDO, y entablado por Doña Silvia frente   a LIMPIEZAS MAITE S.L,  y LIMPIEZAS RODRIGUEZ S.L.

     Actúa como Ponente el Iltmo. Sr. Magistrado D. MANUEL RODRIGUEZ  GÓMEZ , quien expresa el criterio de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.-La única instancia del proceso en curso se inició por demanda y en el que consta sentencia, en la que figuran declarados los siguientes hechos probados: "PRIMERO.-La demandante Dª Silvia viene trabajando para la empresa demandada LIMPIEZAS MAITE S.L , , dedicada a la actividad de limpieza de edificios y locales, con antigüedad de 1-02-2002, categoría profesional de limpiadora y salario mensual a efectos de indemnización de 912,29 €, incluida prorrata de pagas extraordinarias, y diario de 30,41 €, a efectos de salarios de tramitación, y contrato de trabajo de carácter indefinido y jornada laboral de 40 horas semanales. SEGUNDO.-Uno de los centros de trabajo en el que ha venido prestando servicios la demandante es en la DIRECCION000 (Murcia), a razón de 3,15 horas semanales, servicio de limpieza que tenía contratado con LIMPIEZAS MAITE, S.L  desde el 15-06-1993. TERCERO.-El día 2-04-2004 la actora acudió al mencionado centro de trabajo a prestar sus servicios y no se le permitió el acceso al inmueble, hecho que la demandante comunicó al gerente de LIMPIEZAS MAITE, S.L  .; el día 5-04-2004 verbalmente se le comunicó al mismo que la Comunidad había contratado el servicio de limpieza con la empresa codemandada Limsur, SL. CUARTO.-La Comunidad de Propietarios demandada, en Junta celebrada el 26-02-2004, acordó rescindir el contrato de servicio de limpieza que mantenía con LIMPIEZAS MAITE, S.L , lo que fue comunicado verbalmente al gerente de la misma en fecha 5-04-2004. QUINTO.-Desde el día 1-04-2004 el servicio de limpieza en la Comunidad demandada lo realiza la empresa codemandada LIMPIEZAS RODRIGUEZ S.L ., dedicada a la actividad de limpieza de edificios y locales. SEXTO.-La actora mantiene su prestación de servicios para la empresa demandada LIMPIEZAS MAITE, S.L  , si bien, a consecuencia de la rescisión del contrato de limpieza con la DIRECCION000 demandada, su jornada laboral es de 36,85 horas semanales en relación con varios centros de trajo. SÉPTIMO: La demandante no ostenta cargo alguno de representante legal o sindical de los trabajadores. OCTAVO: La actora presentó papeleta de conciliación ante la Sección de Conciliación de la Dirección General de Trabajo en fecha 27-04-2004, celebrándose el preceptivo acto de conciliación en fecha 11-05-2004, que terminó sin avenencia; en fecha 11-05-2004 presentó demanda ante el Juzgado de lo Social"; y el fallo fue del tenor literal siguiente: "Que estimando de oficio la excepción de inadecuación de procedimiento, debo desestimar y desestimo la demanda instada por Dª Silvia frente a LIMPIEZAS MAITE, S.L , LIMPIEZAS RODRIGUEZ S.L , DIRECCION000, sin perjuicio del derecho de la actora a instar la correspondiente acción de modificación sustancial de las condiciones de trabajo, y absuelvo en la instancia a los demandados".

SEGUNDO.-Contra dicha sentencia se interpuso recurso de suplicación por la Letrada Dª ELISA CUADROS GARRIDO , en representación de la parte demandante, con impugnación del Letrado D. Á. V. L. G., en representación de la empresa LIMPIEZAS RODRIGUEZ S.L.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.-La actora Dª Silvia presentó demanda, sobre despido, contra las empresas LIMPIEZAS MAITE, S.L . y LIMPIEZAS RODRIGUEZ S.L  y la DIRECCION000, en reclamación de que se declarase la improcedencia del despido de que había sido objeto; demanda que fue desestimada por el Juzgado a quo al considerar que estamos en presencia de una modificación sustancial de las condiciones de trabajo y no frente a un despido, por lo que se aprecia de oficio la excepción de inadecuación de procedimiento.

Frente a dicho pronunciamiento se plantea el presente recurso por la parte actora; basado, en primer lugar, en la nulidad de actuaciones, al amparo del artículo 191, b) de la Ley de Procedimiento Laboral, por infracción de los artículos 97.2 de la referida Ley, 24 de la Constitución y 218 de la Ley de Enjuiciamiento civil; y, en segundo lugar, en el examen del derecho aplicado, a tenor del artículo 191, c) de la Ley de Procedimiento Laboral, por infracción de los artículos 1, 44 y 52 del Estatuto de los Trabajadores y 14 y 24 de la Constitución.

SEGUNDO.-Inicialmente al amparo del art. 191 a) de la Ley de Procedimiento laboral, se solicita la nulidad de lo actuado por infracción de lo previsto en el art. 97.2 de la Ley de Procedimiento Laboral, el art. 24 de la Constitución Española y el art. 218 de la LEC.

Se argumenta que, en el articulado citado, se establece que el Juez en su Sentencia debe de resolver sobre las cuestiones planteadas en el Acto de juicio, pues en el caso contrario incurrirá en "Incongruencia por exceso y violación del Principio y de las Facultades de orden Público que tiene el Juzgador para acordar lo procedente en determinados supuestos", la figura de despido parcial y si la modificación de condiciones de trabajo, por lo que existe una omisión de pronunciamiento sobre el cese de la Prestación de Servicios de mi poderdante desde la fecha de comunicación del cese por parte del empresario 5-4-2004 hasta la fecha actual y por imperativo del Convenio Colectivo de Empresas de Limpiezas de la Región Murciana, BOE Región de Murcia 17-7-2004, núm. 160, art. 16".

La parte recurrida se opone pues la indefensión de procedimiento es un vicio de la demanda susceptible de ser apreciado de oficio por el Juzgador sin incurrir en incongruencia de tipo alguno.

Vistas las alegaciones de las partes, la Sala no puede pasar por alto que, efectivamente, el Tribunal Supremo, así, en su sentencia de 6-4-01 , tiene declarado que: "Se debe declarar la inadmisión del presente recurso de casación para la unificación de doctrina por falta de contenido casacional porque la sentencia recurrida se acomoda a la doctrina sentada por esta Sala en sentencias de 7 de abril de 2000 (recurso 1746/99) y 20 de noviembre de 2000 (1417/200). En efecto, las referidas sentencias han declarado que en el supuesto fáctico que examinaban, coincidente con el hoy contemplado, la actora venía prestando servicios para la demandada en distintos centros de trabajo con jornadas diversas, que extinguida una contrata de limpiezas en la que prestaba servicios la demandada le comunica su voluntad de reducirle la jornada de trabajo, con reducción de salario, en proporción al tiempo y salario de la contrata extinguida. Añadiendo que en tales casos no existe el despido "parcial" invocado -que carece de apoyo legal- sino una modificación de las condiciones de trabajo que la demandante pudo impugnar en tiempo y forma", pero tal doctrina en el conjunto de sentencias dictadas debe relacionarse con supuestos en los que: "no se discute que ésta empresa entrante en modo alguno debería hacerse cargo de la trabajadora, pues no se cumplió por parte de "E., S.A." con la exigencia establecida en el art. 10 del Convenio Colectivo de Limpieza de Edificios y Locales de Cantabria para el año 1998, de que la adscripción del empleado al centro tenga una antigüedad mínima de tres meses para que la empresa entrante se haga cargo del personal de la saliente", (S.T.S. de 7-4-2000).

Ello es obvio, si se considera que respecto de una misma empresa y relación laboral no puede existir y estar extinguida a la vez la relación laboral.

Sin embargo, el caso actual es diferente, dado que se plantea en el siguiente motivo de recurso, al amparo art. 191,c) L.P.L. la infracción por no aplicación dispuesto art. 97.2 L.P.L. art. 718 LEC en relación con el art. 44 E.T. y, por tanto, se discute sobre la subrogación de la empresa entrante.

Tal denuncia, en relación con el convenio colectivo que se dice aplicable, introduce una dimensión nueva y diferente en el litigio, referente a si, por imperativo del art. 16 del Convenio Colectivo para las Empresas de Limpieza de la Región de Murcia (B.O.R.M. núm. 160/2004, de 17-7-04), la empresa que, con las reservas propias de este momento, se puede calificar de entrante, LIMPIEZAS MAITE, S.L, debe subrogarse en la fracción de la relación laboral, que estaría dotada de autonomía, constituyendo, en su caso, una relación jurídica separable, correspondiente a la actividad que la actora realizaba en la Comunidad de Propietarios de la c/ ABCX.

Lo que plantea la problemática de si su negativa a subrogarse sería o no un despido.

Desde este punto de vista, la Sala entiende que se está en presencia de un supuesto con señas de identidad propias, en el que no concurre inadecuación de procedimiento, pues, a diferencia de otros supuestos, existe o puede existir una relación jurídica con la "empresa entrante" que merece el estudio correspondiente en orden a decidir si hubo o no un despido, que es cosa diferente a que directamente se estime que media inadecuación de procedimiento.

En tales términos, el recurso debe ser estimado, pues, de otro modo, respecto de la "empresa entrante", con un criterio tan reduccionista, no cabría analizar las consecuencias derivadas del convenio correspondiente, pues sería ajena al litigio "a limine" y tal consecuencia jurídica no es aceptable, pues se limitaría el contenido del litigio de manera irrazonable.


FALLO

     En atención a todo lo expuesto, la Sala de lo Social de este Tribunal, por la autoridad que le confiere la Constitución, ha decidido:

     Que, con estimación del recurso de suplicación interpuesto, debemos anular y anulamos la sentencia de instancia, pues no media inadecuación de procedimiento en la globalidad del litigio y, por tanto, la juzgadora "a quo" deberá decidir con libertad de criterio y jurisdicción propia, el resto de cuestiones planteadas.

     Dése a los depósitos, si los hubiera, el destino legal.

     Notifíquese esta sentencia a las partes y al Ministerio Fiscal de este Tribunal Superior de Justicia.