Tribunal Superior Justicia Murcia
Sala Contencioso-Administrativo.
SENTENCIA: 576/2005, rec. 521/2004, S 22-7-2005.
Pte: De Domingo Martínez, Joaquín Ángel

ROLLO DE APELACIÓN n° 521/2004 SENTENCIA n° 576/2005

LA SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO DEL TRIBUNAL
SUPERIOR DE JUSTICIA DE MURCIA


SECCION PRIMERA

Compuesta por los Iltmos. Sres.:

Presidente:
D. MARIANO ESPINOSA DE RUEDA JOVER

Magistrados:
D. ENRIQUE QUIÑONERO CERVANTES
D. JOAQUIN ÁNGEL DE DOMINGO MARTINEZ

ha pronunciado

EN NOMBRE DEL REY

la siguiente:

SENTENCIA Nº 576/2005

     En Murcia, a veintidós de julio de dos mil cinco.

     En el Rollo de Apelación n ° 521/2004 seguido por interposición de recurso de apelación contra la sentencia n ° 464 de 8 de julio de 2004 del Juzgado de lo Contencioso Administrativo Número 1 de los de Murcia dictada en el recurso contencioso-administrativo 854/2002, tramitado por las normas del procedimiento ordinario, en cuantía indeterminada, sobre "Jubilación por incapacidad permanente" y en el que figuran como parte apelante EL MINISTERIO DE DEFENSA, representado y defendido por el Abogado del Estado y como parte apelada DON LUIS PÉREZ FUENTES, representado y defendido por el Letrado Don Antonio Cuadros Castaño; siendo Ponente el Magistrado Ilmo. Sr. Don Joaquín Ángel De Domingo Martínez quien expresa el parecer de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- El recurso de apelación se interpuso en fecha 20 de septiembre de 2004 por la Administración demandada.

SEGUNDO.- Se formuló oposición a la apelación por el actor DON LUIS PÉREZ FUENTES mediante escrito de fecha 27 de octubre de 2004.

TERCERO.- No se solicitó prueba ni se consideró necesaria la celebración de vista.

CUARTO.- La votación y fallo se efectuó el 12 de julio de 2005.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Solicita la parte recurrente la revocación de la sentencia de instancia, y el dictado de otra por esta Sala en la que se desestime las pretensiones de la demanda. A lo que se opuso la parte demandante pidiendo la confirmación de dicha resolución judicial.

SEGUNDO.- Centrada así la litis en esta segunda instancia, argumenta la parte apelante infracción del artículo 28.2 c) del TR de la Ley de Clases Pasivas del Estado, aprobado por RDL 670/1987 conforme al cual existirá jubilación por incapacidad laboral permanente cuando el interesado venga afectado por una lesión o proceso patológico, somático o psíquico que esté estabilizado y sea irreversible, o de remota o incierta reversibilidad, cuya lesión o proceso le imposibiliten totalmente para el desempeño de las funciones propias de su cuerpo, escala, plaza, o carrera.

TERCERO.- De la prueba practicada, documental, testifical y parcial de parte, se desprende la necesidad de desestimar el recurso planteado ya que las funciones que desempeña el actor en su trabajo habitual, a tenor de la prueba testifical es la descrita por la Juzgadora "a quo" en su fundamento de derecho tercero de su sentencia, que exigen esfuerzos físicos y bipedestación prolongada, incompatible, según la prueba pericial practicada, con los padecimientos de la parte demandante.

CUARTO.- En consecuencia, estando la parte actora incursa en el precitado precepto, debe confirmarse por sus propios argumentos que hace suyos esta Sala en la presente alzada la sentencia de instancia, y conforme a lo anteriormente expresado. Con imposición de costas a la parte recurrente, por ser obligatorio.

     Vistos los preceptos citados y demás de procedente aplicación.

     En atención a todo lo expuesto y por la Autoridad que nos confiere la Constitución de la Nación Española,


FALLamos

     Desestimar el recurso de apelación número 521/2004 interpuesto por el Ministerio de Defensa contra la Sentencia n° 464 de 8 de julio de 2004 del Juzgado de lo Contencioso Administrativo Número 1 de los de Murcia dictada en el recurso contencioso-administrativo 854/2002, seguido a instancias de DON LUIS PÉREZ FUENTES y confirmar la Sentencia apelada, por ser, en lo aquí debatido, conforme al Ordenamiento Jurídico, Con imposición de las costas causadas en esta apelación a la parte apelante.

     Notifíquese la presente Sentencia que es firme al no darse contra ella recurso alguno.

     Así por esta nuestra Sentencia, de la que se llevará certificación a los autos principales, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.