Audiencia Nacional. Sala Contencioso-Administrativo.
Sec. 1ª, S 26-10-2005, rec. 1.148/2.003.
Pte.: Fernández García, Jose Arturo

SENTENCIA
Presidente: D. EDUARDO CALVO ROJAS.

Magistrados:
Dª. LOURDES SANZ CALVO.
D. JOSE ARTURO FERNÁNDEZ GARCÍA.
D. JOSÉ GUERRERO ZAPLANA

Núm. Recurso: 1.148/2.003.
Núm. Registro General: 08519/2.003
Demandante: JUAN FULGENCIO ROSALES PERALES.
Procurador: Dª. INMACULADA ROMERO MELERO.

MINISTERIO DE SANIDAD Y CONSUMO INSALUD

Madrid, a veintiseis de octubre de dos mil cinco.

La Sala constituida por los Sres. Magistrados relacionados al margen ha visto el Recurso Contencioso - Administrativo número 1148/ 03 interpuesto por la Procuradorade los Tribunales Doña Inmaculada Romero Melero, en nombre y representación de D. JUAN FULGENCIO ROSALES PERALES , con asistencia Letrada de DON ANTONIO CUADROS CASTAÑO contra la resolución del Director de la Agencia de Protección de Datos, de 13 de octubre de 2003, que estima la reclamación efectuada por dicho recurrente e insta a la GERENCIA DE ATENCIÓN ESPECIALIZADA DEL INSALUD EN CEUTA para que en el plazo de los diez días hábiles siguientes a la notificación de la presente resolución, remita al reclamante certificación en la que se haga constar los datos que obran en su poder, pudiendo incurrir en su defecto en una de las infracciones previstas en el articulo 44 de la Ley Orgánica 1511999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal   ( En adelante LOPD).

Ha sido parte demandada la AGENCIA DE PROTECCIÓN DE DATOS representada y asistida por el Sr. Abogado del Estado

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.- Admitido el presente recurso presentado el 22 de diciembre de 2003 y previos los oportunos trámites se confirió traslado a la parte actora para que formalizase la demanda, lo que llevó a efecto mediante escrito presentado el 26 de marzo de 2004 en el que, tras alegar los hechos y fundamentos de derecho que consideró oportunos, termina solicitando, en esencia, que se dicte sentencia que contenga los pronunciamientos que se resumen de la siguiente forma:

1.- Que por el Organismo denunciado( INSALUD en Ceuta y Servicios de Inspección Médica del  Área de Salud del Ambulatorio "José La Font" de esa Ciudad) se le facilitó al Letrado Sr. ABC que actuaba en representación de COMPAÑÍA DE SEGUROS XZX , los datos referentes al recurrente sin conocimiento ni consentimiento del mismo.

2.- Que por ese mismo Organismo denunciado se le facilitó a ese mismo Letrado Sr. ABC los datos médicos del recurrente que estaban contenidos en el pliego de posiciones del Juicio Verbal del Automóvil num. 33!98 del Juzgado de 1,1 Instancia num.2 de Ceuta.

3.- Que por el mismo Organismo denunciado, sin conocimiento ni consentimiento tampoco del recurrente, se facilitaron datos personales del mismo al Letrado Sr. ABC contenidos en el pliego de posiciones del Juicio de Menor Cuantía n° 256/97 del Juzgado de 1 g Instancia num º 3 de Ceuta.

4.- Que el Organismo denunciado ha cedido los datos personales del recurrente contenidos en el pliego de posiciones redactado por el Letrado Sr. ABC en el Juicio Menor Cuantía num. 384/97 del Juzgado de 13 Instancia e Instrucción de Cartagena, hoy Juzgado deInstrucción num. 3.

5.- Que se condene al Organismo denunciado a que se rectifique y actualice los datos existentes en el INGESA de Ceuta en el sentido de que se haga constar que el recurrente sufrió un accidente de tráfico el 15/12/92, que el mencionado día fue atendido en el Servicio de Urgencias del Hospital de la Cruz Roja de Ceuta, con el diagnóstico inicial de politraumatizado con policontusiones, y que en dicho Servicio de Urgencias se le realizaron diferentes radiografías de las partes contusionadas, entre ellas, dos radiografías de cráneo.

6.- Que se condene alOrganismo denunciado por haber facilitado el acceso solicitado de forma incompleta, inexacta y extemporánea, así como a la negativa a la rectificación y actualización de datos, como acreditado está.

7.- Que se condene a las personas que han utilizado Fraudulentamente los datos personales del actor en su propio beneficio y en el de las Aseguradoras que representaban en los citados procedimientos judiciales.

Segundo.- El Abogado del Estado contestó la demanda mediante escrito presentado en el que, tras formular las alegaciones que estimó procedentes, solicita el dictado de sentencia desestimando el recurso y confirmando la resolución impugnada por ser ajustada a derecho.

Tercero.- Seguidamente, se fijó la cuantía de¡ procedimiento en indeterminada. Recibido el juicio a prueba, se practicaron aquellas que admitidas a trámite su resultado obra en autos.

Cuarto.- Sustanciado el trámite de conclusiones por escrito, se declararon las presentes actuaciones conclusas, señalándose para votación y falla del recurso el día 22 de octubre de 2005.

Ha sido PONENTE el Magistrado José Arturo Fernández García.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- El presente recurso contencioso administrativo tiene como objeto la resolución del Director de la Agencia de Protección de Datos, de 13 de octubre de 2003, que estima la reclamación efectuada por dicho recurrente e insta a la GERENCIA DE ATENCIÓN ESPECIALIZADA DEL INSALUD EN CEUTA para que en el plazo de los diez días hábiles siguientes a la notificación de la presente resolución, remita al reclamante certificación en la que se haga constar los datos que obran en su poder, pudiendo incurrir en su defecto en una de las infracciones previstas en el artículo 44 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.
     La referida resolución se dicta en el expediente abierto por esa Agencia en virtud de la reclamación efectuada, el 28 de abril de 2003, por el hoy recurrente, Don JUAN FULGENCIO ROSALES PERALES , por la denegación del derecho de acceso a sus datos contenidos en los ficheros de la UNIDAD de INSPECCIÓN MÉDICA. DIRECCIÓN TERRITORIAL INGESA DIRECTOR DEL AMBULATORIO JOSÉ LAFONT, en Ceuta.

Dado traslado de esa reclamación al responsable del fichero, el Jefe de Servicio de la Inspección Médica del ambulatorio "José Lafont" manifestó que había enviado la historia clínica a la Dirección Territorial de Ceuta para que se facilitara al reclamante. Por otro lado, el Director del mencionado Ambulatorio remitió las contestaciones efectuadas al Sr. JUAN FULGENCIO ROSALES PERALES  informándole que en las Bases de Datos del Centro Hospitalario no consta ningún dato del afectado, y en el Centro de Consultas Externas no hay base dedatos ni en soporte magnético ni en soportede papel, por lo que los datos que existan serán los facilitados por el afectado en el momento de la consulta.

Dado traslado de esas alegaciones al reclamante, éste afirma que alguno de los documentos que dicen le han enviado no los recibió. Igualmente, denuncia que habían cedido sus datos de manera continuada, al estar incluidos en el procedimiento de Menor Cuantía 256/97 del Juzgado de Primera instancia nº 3 de Ceuta; en el procedimiento de Menor Cuantía 384/97 del Juzgado de primera Instancia n° 5 de Cartagena: así como en el resumen de Prueba de 20 de julio de 1998, del Juicio Verbal nº 33/98 seguido en el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Ceuta y en unJuicio de Faltas nº 54/93.

Igualmente dicho reclamante, frente a lo expuesto por el Gerente de Atención especializada de Ceuta sobre la inexistencia de datos sobre su persona, contesta que no es cierto, ya que le hicieron radiografías exploratorias.

La mencionada resolución administrativa recurrirla se fundamenta en los siguientes hechos probados:

PRIMERO.- Con fecha 12 de febrero de 2002, JUAN FULGENCIO ROSALES PERALES se dirigió al Director del ambulatorio "José Lafont" solicitando el acceso a sus datos que figuraran en los ficheros del ambulatorio.

SEGUNDO.- El 22 de febrero de 2002, te contestaron pidiéndole que facilitara el número de afiliación a la Seguridad Social puesto que las historias clínicas se archivan por dicho número, así como una copia legible del DNI. En fecha 12 de marzo de 2002, el JUAN FULGENCIO ROSALES PERALES  aporta copias de su DNI.

TERCERO.- Con fecha 20 de abril de 2002, el INSALUD contestó al interesado informándole que en las Bases de Datos del Centro Hospitalario no consta ningún dato del afectado, y en el Centro de Consultas Externas no hay base de datos ni en soporte magnético ni en soporte de papel, por lo que los datos que existan serán facilitadas por el afectado en el momento de la consulta.

CUARTO.- Con fecha 19 de abril de 2002, JUAN FULGENCIO ROSALES PERALES  solicite el acceso a sus datos dirigiéndose al Jefe de Servicio de la Inspección Médica del ambulatorio "José Lafont; dependiente del INSALUD.

QUINTO.- La unidad destinataria recibió solicitud en fecha 26 de abril de 2003, y remitió codos los documentos de que disponía en sobre cerrado a la Dirección Territorial del Ministerio de Sanidad y Consumo para que se lo enviara al afectado. Esa Dirección los envió al Sr JUAN FULGENCIO ROSALES PERALES.

Con base a esos datos, y de conformidad con el art. 15.1 de la LOPD, 12.1 del RD 1332/94, de 20 de junio, que desarrolla determinados aspectos de esa Ley Orgánica, y el punto 3 de la norma Primera de la instrucción 1/1998, de 19 de enero, de la Agencia de Protección de Datos, la resolución recorrida considera que, respecto a la primera solicitud de acceso efectuada por el reclamante, la contestación que en su momento efectuó el INSALUD no cumplió esa normativa, por cuanto no se facilitó al reclamante los datos del mismo a que tenía derecho, ni tampoco se contestó a la solicitud en el plazo del mes previsto en dicha normativa.

     Por consiguiente, se estima la tutela dederechos, en los términos que se recoge en la parte dispositiva de la citada resolución.

Sin embargo, el referido acto administrativo considera que, con relación a la segunda solicitud de acceso efectuada por dicho reclamante y dirigida el Jefe del Servicio de la Inspección Médica del Ambulatorio "José Lafont", el citado señor manifestó que le fuecontestada, añadiendo que hubo un tráfico indebido. ya que se han facilitado sus datos a un letrado, Con respecto a este último particular, la referida resolución señala que, a tenor de la excepción d) del apartado 2 del articulo 11 de la LOPD, al haberse utilizado esos datos personales del recurrente en procesos judiciales, nos encontramos en esos casos exceptuados de la necesidad de consentimiento por parte del afectado para que se produzca tal cesión.

SEGUNDO.- El recurrente, como se deduce del amplio y terregoso suplico de su demanda- que de forma resumida se ha recogido en el antecedente primero de esta sentencia-, en realidad está combatiendo en su recurso- igualmente muy extenso- los dos puntos principales de la resolución recorrida. Por un lado, muestra su disconformidad con la  ejecución de la parte dispositiva de la resolución impugnada que obliga al INSALUD a remitir al reclamante una certificación en la que se haga constar los datos que obran en su poder, al considerar que ese organismo no ha cumplido tal acuerdo porque le ha remitido una certificación que no recoge todos los datos suyos que deben aparecer en sus archivos, especialmente los referidas al accidente de tráfico por el mismo sufrido en Ceuta el 15/12/92, tal como se recoge en el punto 50 del suplico de su demanda, en el que insta que la sentencia que se dicto en este procedimiento ordene al INGESA en Ceuta a que corrija esos archivos en el sentido de que el recurrente sufrió en esa fecha dicho accidente de tráfico, que en el mencionado día fue atendido en el Servicio de Urgencias del Hospital de la Cruz Roja de Ceuta, con el diagnóstico inicial de politraumatizado  con policontusiones , y que en dicho Servicio de Urgencias se lo realizaron diferentes radiografías de las partes contusionadas, entre ellas, dos radiografías de cráneo.

Igualmente, y con relación a ese primera cuestión, se solicita en el punto 64 del suplico de su demanda que se condene a ese Organismodenunciado por haber facilitado el acceso solicitado de forma incompleta, inexacta y extemporánea, así coma a la negativa a la rectificación y actualización de datos, como acreditado está.

En segundo lugar, el recursode la parte recurrente se centra en el particular de la resolución recorrida que no acuerda incoar expediente sancionador contra el organismo por ella denunciado por posible infracción muy grave, a tenor de lo dispuesto en el artículo 44, párrafo 4, letra b) y d) de la LOPD, al haberse cedido sin el consentimiento del mismo datos personales del actor en procedimientos judiciales incoados a su instancia contra distintas compañías de seguros, a las cuales, sin esa previa cesión de datos, les hubiera sido imposible que tuvieran acceso a datos relativos a su salud.

     En tres procedimientos judiciales diferentes sitúa el recurrente esa utilización sin su consentimiento de datos relativos a su salud que fueron proporcionados por las Aseguradoras demandadas al formular pliegos de posiciones en la prueba de confesión judicial, y que, a su criterio, sólo pudieron conocer previa cesión de los mismos por parte del titular del fichero, sin que conste que éste tampoco tuviera el consentimiento exigido legalmente para ello. Por todo ello, solicita que se efectúe en sentencia tres pronunciamientos en el sentido de que el Organismo denunciado fue quien cedió sin el consentimiento del denunciante sus datos personales que se utilizaron de esa forma en los tres procedimientos mencionados.

En tercer lugar, hemos de dejar constancia de que la última petición del Suplico de la demanda insta la condena de las personas que han utilizado fraudulentamente los datos personales del actor en su propio beneficio y en el de las Aseguradoras que representaban en los citados procedimientos judiciales.

TERCERO.- Una correcta sistemática procesal nos obliga a examinar y valorar la última petición efectuada por el recurrente. Y ello porque la misma es ajena totalmente al contenido del acto administrativo recurrido, e incluso se aparta de los aspectos punitivos previstos en nuestra vigente ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal, pues se está pidiendo la condena, no se sabe en base a qué preceptos legales, de una supuesta actuación fraudulenta de unas aseguradoras en unos determinados procesos civiles. Obviamente, esa pretensión se extralimita sobremanera los limites previsto legalmente para un procedimiento como el presente, en que se ha de revisar la legalidad de un acto administrativo dictado conforme a la LOPD, pues no hay que olvidar que la denuncia del hoy recurrente se presenta ante la Agencia de Protección de Datos.

En segundo lugar, hemos de valorar si procede en el presente caso revisar la ejecución del particular del acto hoy recurrido que estimó la reclamación del recurrente respecto a una solicitud de datos personales que le fue denegada por la Gerencia de atención especializada del Insalud en Ceuta; pretensión de la que se derivan también las otras referidas a la corrección de datos personales del reclamante obrantes en los archivos de ese organismo y a condenar a éste por no cumplir correctamente la ejecución de la resolución.

Pues bien, coincide esta Sala con lo mantenido por la Abogacía del Estado de que tal pretensión no cabe en este procedimiento, dado que no existe acto administrativo previo dictado en ejecución del principal que hoy se recurre, exigencia exigida por el carácter revisor de esta jurisdicción; y ello sin perjuicio de que posteriormente el recurrente pueda impugnar la resolución de la Agencia que se dicte en pieza de ejecución de esa resolución frente a las alegaciones y peticiones que en tal sentido haya realizado el mismo. Por lo tanto, se han de rechazar los pedimentos 5º  y 6° del suplico de la demanda al referirse todos ellos.

CUARTO.- Respecto a la cuestión suscitada por el recurrente de si por parte de la Gerencia de Atención Especializada del Insalud en Ceuta, o por los Servicios de Inspección Médica del Área de Salud sita en el Ambulatorio "José LaFont" en Ceuta, o por las aseguradoras citadas en su recurso, se ha producido un incito tratamiento de datos personales que se puede incardinar en los supuestos previstos en el LOPD, hemos de matizar, en primer lugar, que, en cualquier caso, la resolución que a tal efecto adopte esta Sala en absoluto puede ser la de la condena solicitada por esa parte demandante en el suplico de su demanda, sino, si se aprecia la existencia de indicios racionales de que se ha producido una infracción de esa Ley por parte de algunas de las denunciadas, sólo se podrá ordenar a la Agencia de Protección de Datos a que incoe al correspondiente sancionador a fin de que se depuren las correspondientes responsabilidades del ámbito exclusivamente sancionador previsto por la citada Ley Orgánica de Protección de Datos de carácter personal.

Sentado lo expuesto, hemos de recordar que el artículo 11.1 de la LQPD exige de forma tajante y sin lugar a dudas que toda cesión de datos de carácter personal ha de contar con el consentimiento del afectado. Sin embargo, el apartado 2, letra d) de ese mismo artículo excepciona dicho consentimiento: Cuando la comunicación que deba efectuarse tenga por destinatario al Defensor del Pueblo, el Ministerio Fiscal o tos Jueces o Tribunales o el Tribunal de Cuentas, en el ejercicio de las funciones que tiene atribuidas. Tampoco será preciso el consentimiento cuando la comunicación tenga como destinatario a instituciones autonómicas con funciones análogas al Defensor del Pueblo o al Tribunal de Cuentas.- redacción vigente cuando se dictó el presente acto administrativo impugnado.

En las presentes actuaciones ha quedado acreditado, y ello no ha sido cuestionado por las partes, que, efectivamente, en los tres procedimientos judiciales a los que se refiere el recurrente, la defensa de la entidad aseguradora demandada en el proceso en cuestión efectuó un pliego de posiciones que revelaban claramente el conocimiento de datos relativos a la salud del hoy recurrente- parto actora en esos proceso-, que sólo pudieron obtenerse de los titulares de los ficheros en los que se encontraban depositados. En este procedimiento se solicitó, en fase de prueba, a la Unidad de Inspección Médica, Dirección territorio del INGESA - anterior INSALUD-  de Ceuta, para que aportara, en su caso, el documento original del consentimiento expreso e inequívoco formado por el hoy recurrente para el tratamiento y cesión de sus datos personales de salud, y en caso contrario, certifique esos extremos. Dicho organismo contestó mediante escrito de de 30 de julio de 2004 señalando que, revisada la documentación obrante en poder de esa inspección Médica de JUAN FULGENCIO ROSALES PERALES  no constaba en su expediente consentimiento informado para el tratamiento y cesión de sus datos personales de salud. Asimismo, indica que consta la cesión de los datos personales de salud al propio interesado y a petición de éste mediante BUROFAX recibido en esa Inspección en fecha 24 de abril de 2002; adjuntándose ese documento.

También ha quedado acreditado en las presentes actuaciones los siguientes hechos determinantes para la cuestión que se está resolviendo:

     1.º- En el juicio Verbal num. 33198, tramitado en el Juzgado de 1º Instancia num. 2 de Ceuta a instancia del hoy demandante, se presentó Pliego de Posiciones por parte de la demandada, la Aseguradora XZX en cuyas 10 primeras preguntas se recogen aspectos personales de la salud del recurrente desde el año 1979 al año 1991 ( fs. 57 y 58 expediente). No se recogeen el expediente la fecha de presentación de ese pliego de condiciones, ni ha quedado acreditada en autos; pero sí que con fecha 5 de mayo de 1998 se celebró prueba testifical en ese procedimiento del Sr. Letrado ABC , lo que evidencia que en torno a esa fecha se celebró la prueba de confesión judicial en la que se presentaron dicho pliego de posiciones.

     .- En el Juicio de Menor Cuantía num. 2561 1996 del Juzgado de la lnstancia num. 3 de Ceuta, del que era parte demandante el hoy recurrente, se presentó pliego de posiciones de fecha 14 de abril de 1998 por la demandada la Aseguradora DDD, para que se contestaran en prueba de confesión judicial por el citado Sr. JUAN FULGENCIO ROSALES PERALES.
     Una lectura de esas posiciones se aprecia que las que constan desde la 14 a la 21, ambas inclusive, contienen datos personales de la salud del recurrente desde que tenía 15 años hasta el año 1991.
     
     3º.- En el Juicio de Menor Cuantía num. 34811997 del Juzgado de 1° Instancia e instrucción num. 5 de Cartagena, hoy Juzgado de Instrucción num.3 de esa Ciudad, seguido a instancia del hoy recurrente, consta también que se presentó pliego de posiciones, de fecha 20 de marzo de 2002, por parte de la demandada EFE, en cuyas posiciones 1 a 10 se contienen datos personales de la salud del citado Sr. JUAN FULGENCIO ROSALES PERALES  desde el año 1979 a 1990.

     Pues bien, a la vista de los citados hechos, el literal del artículo 11.2,4) de la LOPD no es aplicable al presente caso, puesto que dicha excepción al consentimiento del afectado por una cesión de sus datos personales se refiere al supuesto de aquellos datos que se utilizan en un procedimiento judicial cuando han sido requeridos previamente por el Juez en el ejercicio de su funciones, lo que no ocurre en el caso de autos. Efectivamente, lo que se denuncia, y al menos ha quedado acreditado en estas actuaciones, es que esos datos personales de la salud del recurrente se dan a conocer en esos tres procedimientos judiciales por mor del contenido de los pliegos de posiciones presentados por tres entidades aseguradoras demandadas, datos que, en principio, han de proceder de los ficheros en que se encuentran depositados.

     El hoy recurrente denunció, en su alegaciones efectuadas el 1de agosto de 2003 en el expediente del que deriva este proceso ( TD/00278/2003), que esos datos estaban en los ficheros que poseen los organismos públicos por elmismo denunciados ( Gerencia de Atención Especializada del Insalud en Ceuta o los Servicios de Inspección Médica del Área de Salud sita en el Ambulatorio "José la Font" en Ceuta).

Igualmente, se ha denunciado que esa cesión de sus datos por esos organismos públicos se había hecho sin su consentimiento expreso. En las actuaciones, como se ha expuesto, la Administración ha contestado que no constaba en su expediente consentimiento informado para el tratamiento y cesión de los datos personales de salud del recurrente. Del mismo modo, denunció el reiterado recurrente que esas aseguradoras no contaban con el consentimiento del mismo para obtener dichos datos y utilizarlos en esos procedimientos judiciales.

     Por todo lo razonado, se ha de rechazar el argumento esgrimido por la resolución recorrida para considerar que en esos hechos denunciados no ha habido cesión inconsentida de datos personales, pues, se insiste, la excepción aducida por la Agencia de Protección de Datos no es aplicable, por lo expuesto, a los citados hechos.

     Por lo tanto, se aprecia la existencia, en principio, en los hechos denunciados por el demandante de indicios racionales de posible comisión de infracción de cesión inconsentida de datos personales prevista en la LOPD por parte de lasentidades públicas y privadas denunciadas, por lo que se ha de revocar el acto recurrido en el sentido de ordenar a la Agencia de Protección de Datos a que incoe los correspondientes procedimientos de cara a esclarecer esos hechos y depurar las responsabilidades en los mismos de los denunciados.

QUINTO.- Por todo lo expuesto, se estima parcialmente el presente recurso, sin que se aprecie temeridad o mala fe en ninguno de los litigantes a los efectos previstos en el artículo 139.1 de la Ley reguladora de esta Jurisdicción en materia de costas procesales.

VISTOS los preceptos citados y demás normas de procedente aplicación.

FALLAMOS

DEBEMOS ESTIMAR Y ESTIMAMOS PARCIALMENTE el presente recurso contencioso-administrativo interpuesto por la Procuradora de los Tribunales Doña Inmaculada Romero Melero, en nombre y representación de JUAN FULGENCIO ROSALES PERALES , contra la resolución del Director de la Agencia de Protección de Datos, de 13 de octubre de 2003, que estima la reclamación efectuada por dicho recurrente e insta a la GERENCIA DE ATENCIÓN ESPECIALIZADA DEL INSALUD EN CEUTA para que en el plazo de los diez días hábiles siguientes a la notificación de la presente resolución, remita al reclamante certificación en la que se haga constar los datos que obran en su poder, pudiendo incurrir en su defecto en una de las infracciones previstas en el artículo 44 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y REVOCAMOS dicha resolución únicamente en el particular de que por parte de la Agencia de Protección de Datos se proceda a incoar los correspondientes procedimientos necesarios para averiguar y depurar las responsabilidades del ámbito estrictamente sancionador de la citada ley de Protección de Datos de Carácter Personal con respecto a los hechos y entidades denunciadas por el recurrente en sus alegaciones efectuadas con fecha 1-8-2003, y en los términos expuestos en el fundamento tercero de esta sentencia; CONFIRMÁNDOSE los demás extremos de esta resolución; sin hacer expresa imposición de las costas de este proceso.