Tribunal Superior Justicia MURCIA SALA SOCIAL


SENTENCIA: 0393/06 rec. 0327/06 S 3/04/2006.
Pte: Alonso Saura, José Luis

SALA DE LO SOCIAL DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA
DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MURCIA


     En la ciudad de Murcia, a tres de Abril de dos mil seis.

     La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma de Murcia formada por el Iltmo. Sr. Presidente D. JOSÉ LUIS ALONSO SAURA, y los Iltmos. Sres. Magistrados, D. JOAQUÍN ÁNGEL DE DOMINGO MARTÍNEZ y D. MANUEL RODRÍGUEZ GÓMEZ, ha pronunciado

EN NOMBRE DEL REY

     La siguiente:

SENTENCIA

     En el recurso de suplicación interpuesto por don PEDRO GARCÍA RIPOLL, contra la sentencia núm. 534/05 del Juzgado de lo Social número Cuatro de Murcia, de fecha 23 de Diciembre de 2005, dictada en proceso número 692/05, sobre Incapacidad, y entablado por don PEDRO GARCÍA RIPOLL, frente a Instituto Nacional de la Seguridad Social.
     Actúa como Ponente el Iltmo. Sr. Magistrado D. JOSE LUIS ALONSO SAURA, quien expresa el criterio de la Sala.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- La única instancia del proceso en curso se inició por demanda y en el que consta sentencia, en la que figuran declarados los siguientes hechos probados:
  "1°.- El demandante PEDRO GARCÍA RIPOLL, nacido el 27-04-1971, fue alta en la Seguridad Social, en el Régimen General, con número de afiliación 30/913692, por tareas de peón de limpieza.
  2°.- El actor en fecha 25-11-2003 inició proceso de incapacidad temporal.
3°.- En fecha 3-06-2005, se emitió informe médico de síntesis y el Equipo de Valoración de fecha 6-06-005 elevó propuesta de existencia de incapacidad permanente en el grado de total para la profesión habitual.
4°.- La Dirección Provincial del I.N.S.S. mediante resolución de fecha 15-06-2005, acordó declarar al actor en situación de invalidez permanente total para la profesión habitual.
5°.- El demandante deduce demanda en la que solicita se le declare en situación de invalidez permanente absoluta.
6°.- El actor presenta las dolencias siguientes: psoriasis cutánea generalizada severa; diagnosticado de artritis psoriásica; actualmente no sinos de actividad articular; trastorno adaptativo; probable glomerulonefritis crónica en seguimiento.
7°.- La base reguladora asciende a 1.376,93 Euros.
8°.- Interpuesta reclamación previa fue desestimada por resolución de fecha 12-08-2.005;" y el fallo fue del tenor literal siguiente: "Desestimo la demanda interpuesta por Don Luis Bastida Caro frente al Instituto Nacional de la Seguridad Social a quien absuelvo de la pretensión contra él deducida".

SEGUNDO.- Contra dicha sentencia se interpuso recurso de suplicación por la actora, por el letrado DON ANTONIO CUADROS CASTAÑO, sin impugnación de contrario.


FUNDAMENTOS DE DERECHO

FUNDAMENTO PRIMERO.- El actor, don PEDRO GARCÍA RIPOLL, presentó demanda en la que invoca que padece las dolencias que enumera, solicitando la declaración en situación de invalidez Permanente absoluta.
     La sentencia recorrida desestimó la demanda, razonando en síntesis que no concurría el grado de invalidez solicitado.
     El actor, disconforme, interpuso recurso de suplicación, en el que, a través de dos motivos de recurso; dedicados, uno, a la revisión de los hechos declarados probados y, el otro, al examen del Derecho aplicado, postula la revocación de la sentencia recorrida.

FUNDAMENTO SEGUNDO.- Inicialmente, se solicita, al amparo del artículo 191.b) de la Ley de Procedimiento Laboral, la modificación del hecho declarado probado sexto, que debería decir: "Psoriasis cutánea generalizada severa con afectación de más del 50% de la superficie cutánea, con artropatía psoriásica que tras haber recibido pugaterapia en la Sección de Dermatología en el Hospital Virgen de la Arrixaca con blanqueamiento del 70% de las lesiones cutáneas persistiendo lesiones en codos, dorso de dedos ( cara anterior de muslo y anterior y posterior de piernas) estando en tratamiento sistémico con metrotresado y tratamiento tópico con corticoides, ácido salicílico, calcitrol y emolientes con respuesta parcial; padece ETA secundaria, glomerulonefritis crónica, trastorno adaptativo con pérdida total de relaciones sociales, aislamiento, irritabilidad, actividad con pérdida total de relaciones sociales, aislamiento, irritabilidad, actividad prácticamente nula, visión pesimista del futuro, teniendo reconocida una minusvalía por el ISSORM del 65%,insuficiencia renal; colitis ulcerosa que le produce un cuadro de dolor y episodios diarreicos que no mejoran a pesar del tratamiento".
     Este motivo de recurso se estima, salvo en la referencia a insuficiencia renal que no se acredita..
     En efecto, en materia de valoración de informes médicos, cuando los varios que obran en autos son contradictorios o no concordantes entre sí, esta Sala viene manteniendo un criterio constante y uniforme, siguiendo pacífica y conocida doctrina jurísprudencial. Debe prevalecer la convicción que el ,juzgador ha obtenido, previa valoración conjunta de toda la prueba practicada y I en uso de las facultades que al respecto le otorga el artículo 97.2 de la Ley de Procedimiento Laboral sobre la subjetiva e interesada de la parte, salvo que los informes invocados por ésta, por la superior especialización, cualificación científica e imparcialidad de quienes los emiten, pongan de manifiesto que el Juez "a quo" incurrió en error en la valoración de la prueba. Y no es el caso, ya que, debe reseñarse, que sí viene a resultar de la resolución dictada por el ISSORM.

FUNDAMENTO TERCERO.- Se denuncia, finalmente, infracción del artículo 137.5 de la Ley General de la Seguridad Social, pues la parte recurrente estaría en situación de invalidez permanente absoluta.
     Para el examen de este motivo de recurso, deben ponerse en relación: a) las diversas profesiones existentes; b) las secuelas que presente; y e) ponderando, como criterio orientativo, el artículo 41 del Reglamento de Accidentes de Trabajo (Decreto de 22-06-1956).
Pues bien, se acredita, que no pueda realizar las actividades fundamentales de alguna profesión, pues se constata una síntomatología o manifestación funcional suficiente al efecto, con el alcance necesario en orden a la obtención de una incapacidad permanente absoluta.
     La anterior solución es concorde con el criterio del artículo 41 del Decreto indicado ya que, más concretamente, el computo de dolencias que presenta hacen realmente marginal la capacidad laboral que pueda concernir al actor, pues junto a la trascendencia de la psoriasis se presenta un cuadro patológico que justifica la estimación del recurso.


FALLO

     En atención a todo lo expuesto, la Sala de lo Social de este Tribunal, por la autoridad que le confiere la Constitución, ha decidido:

     Que debemos estimar y estimamos el recurso de Don PEDRO GARCÍA RIPOLL y debemos declarar y declaramos que está en situación de Invalidez Permanente Absoluta con derecho a percibir una pensión mensual del 100% de la base reguladora. Condenamos a su pago al INSS y revocamos la sentencia recorrida.

     Dése a los depósitos, si los hubiera, el destino legal.

     Notifíquese esta sentencia a las partes, al Ministerio Fiscal de este Tribunal Superior de Justicia.