Tribunal Superior de Justicia MURCIA SALA SOCIAL


SENTENCIA: 0783/2006 rec. 0729/06 S 10/07/2.006.
Pte: Alonso Saura, José Luis


     En la ciudad de Murcia, a diez de Julio de dos mil seis.

     La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma de Murcia formada por el Iltmo. Sr. Presidente D. JOSÉ LUIS ALONSO SAURA, y los Iltmos. Sres. Magistrados, D. MANUEL RODRÍGUEZ GÓMEZ y D. MANUEL ABADIA VICENTE, ha pronunciado

EN NOMBRE DEL REY

     La siguiente:

SENTENCIA

     En el recurso de suplicación interpuesto por Doña Catalina Fernández Guillén Pilar , contra la sentencia número 138/06 del Juzgado de lo Social número 7 de Murcia, de fecha 22-3-2005, dictada en proceso número 50/06, sobre Incapacidad, y entablado por Doña Catalina Fernández Guillén frente a Instituto Nacional de la Seguridad Social.
     Actúa como Ponente el Iltmo. Sr. Magistrado D. JOSÉ LUIS ALONSO SAURA, quien expresa el criterio de la Sala.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- La única instancia del proceso en curso se inició por demanda y en el que consta sentencia, en la que figuran declarados los siguientes hechos probados:
  "1°.- La demandante Doña Catalina Fernández Guillén, nacida el 12 de noviembre de 1960, con DNI n° 00000000, figura afiliada al Régimen General de la Seguridad Social en razón de la prestación de sus servicios como auxiliar de conserva.
  2º.- El 9 de enero del 2004 la demandante inició proceso de incapacidad temporal. Tramitado expediente de invalidez permanente, el Instituto Nacional de la Seguridad Social, aceptando el dictamen propuesta del Equipo de Valoración de Incapacidades emitido el 19 de septiembre del 2005, resolvió el día 26 del mismo mes denegar a la demandante a prestación de invalidez pomo alcanzar las lesiones que padece un grado suficiente de disminución de su capacidad laboral para ser constitutivas de una incapacidad permanente.
3º.- Contra la anterior resolución formuló la demandante reclamación previa en vía administrativa, que fue desestimada por resolución expresa de 13 de diciembre del 2005.
4º.- Presenta la demandante el siguiente cuadro clínico: espondiloartrosis lumbar; acuñamiento D12 leve; protrusiones discales D12-Ll a L5-SI; miopía magna (agudeza visual con su corrección es de 0,5 en el ojo derecho y de 0,6 díficil en el ojo izquierdo); quistes ováricos pendientes de exéresis; distimia; hiperlipemia. Exploración física.- marcha normal; Lasségue negativo bilateral; flexión de raquis dorsolumbar; dedos hasta suelo. Exploración psiquiátrica.- adecuado arreglo y aseo personal, lenguaje lúcido y fluido, expresividad facial conservada, no hay sintomatología melancólica.
5º.- La base reguladora asciende a 605,29 euros al mes."; y el fallo fue del tenor literal siguiente: "Que desestimando la demanda formulada por Doña Catalina Fernández Guillén contra el Instituto Nacional de la Seguridad Social, debo absolver y absuelvo al referido Organismo demandado de la pretensión deducida en su contra.".

SEGUNDO.- Contra dicha sentencia se interpuso recurso de suplicación por el letrado D. Antonio Cuadros Castaño, en representación de la parte demandante, sin impugnación.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

FUNDAMENTO PRIMERO.- La actora Doña Catalina Fernández Guillén Pilar , presentó demanda en la que invoca que es auxiliar de conserva, solicitando la declaración en situación de invalidez permanente total.
     La sentencia recurrida desestimó la demanda, razonando en síntesis que no concurría el grado de invalidez solicitado.
     La actora, disconforme, interpuso recurso de suplicación, en el que, a través de dos motivos de recurso; dedicados, uno, a la revisión de los hechos declarados probados y, el otro, al examen del Derecho aplicado, postula la revocación de la sentencia recurrida.

FUNDAMENTO SEGUNDO.- Inicialmente, se solicita, al amparo del artículo 191.b) de la Ley de Procedimiento Laboral, la modificación del hecho declarado probado cuarto, que debería decir: "Espondiloartrosis lumbar con acuñamiento vertebral D12 Protusión de los discos D12 L1-L2, L2-L3, L3-L4, L5-SI siendo más acusada a nivel de L3-L4 que comprime el saco tecal y produce obliteración parcial de los forámenes de conjunción produciéndole un cuadro de lumbalgia crónica, secundaria a patología discal, Artrosis bilateral avanzada en rodilla derecha, apareciendo un fragmento inferior , posee con Agudeza visual con correción 0,5 en cada ojo e Insuficiencia Venosa en los miembros inferiores, Hipertiroidismo.".

     Este motivo de recurso se estima.

     En efecto, en materia de valoración de informes médicos, cuando los varios que obran en autos son contradictorios o no concordantes entre sí, esta Sala viene manteniendo un criterio constante y uniforme, siguiendo pacífica y conocida doctrina jurisprudencial. Debe prevalecer la convicción que el juzgador ha obtenido, previa valoración conjunta de toda la prueba practicada y en uso de las facultades que al respecto le otorga el artículo 97.2 de la Ley de Procedimiento Laboral sobre la subjetiva e interesada de la parte, salvo que los informes invocados por ésta, por la superior especialización, cualificación científica e imparcialidad de quienes los emiten, pongan de manifiesto que el Juez "a quo" incurrió en error en la valoración de la prueba. Y es ése el caso.

     Además, debe reseñarse, más concretamente, que se ha acreditado que la valoración judicial es errónea, pues la prueba invocada por la actora lo evidencia y, muy particularmente, si se consideran los informes referentes a su patología depresiva.

FUNDAMENTO TERCERO.- Se denuncia, finalmente, infracción del artículo 137.4 de la Ley General de la Seguridad Social, pues la parte recurrente estaría en situación de invalidez permanente total.

     Para el examen de este motivo de recurso, deben ponerse en relación: a) la profesión que ejercita la parte actora; b) las secuelas que presente; y c) ponderando, como criterio orientativo, el artículo 38 del Reglamento de Accidentes de Trabajo (Decreto de 22-06-1956).

     Pues bien, si la parte actora tiene la categoría profesional que indica en la sentencia recurrida, se acredita, que no puede realizar las actividades fundamentales de su profesión, pues se constata una sintomatología o manifestación funcional suficiente al efecto, en el alcance necesario en orden a la obtención de una incapacidad permanente total.

     La anterior solución es concorde con el criterio del artículo 3 .8 del Decreto indicado, pues, de un lado, existen diferentes informes médicos que, desde un punto de vista psicológico, sí lo indican; y, desde el punto de vista físico, la actora no puede desarrollar una jornada laboral en bipedestación.

     El conjunto de dolencias circulatorias, vertebrales, oftalmológica añadidas a la patología mental así lo acreditan.

     El recurso se estima.


FALLO

     En atención a todo lo expuesto, la Sala de lo Social de este Tribunal, por a autoridad que le confiere la Constitución, ha decidido:

     Que, con Estimación del recurso interpuesto, debemos declara y ,declaramos que la actora Doña Catalina Fernández Guillén , está en situación de invalidez permanente total, y condenamos al Instituto Nacional de la Seguridad Social a que le pague una pensión mensual del 55% de la base reguladora, con ,fecha de efectos de 19-9-2005.

     Dése a los depósitos, si los hubiera, el destino legal.

     Notifíquese esta sentencia a las partes y al Ministerio Fiscal de este Tribunal Superior de Justicia.