Tribunal Superior Justicia MURCIA SALA SOCIAL

SENTENCIA: 1027/2006 rec. 0989/06 S 16/10/2.006.
Pte: Alonso Saura, José Luis.

     En la ciudad de Murcia, a dieciséis de octubre de dos mil seis.

     La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma de Murcia formada por el Iltmo. Sr. Presidente D. JOSÉ LUIS ALONSO SAURA, y los Iltmos. Sres. Magistrados, D. JOAQUÍN ÁNGEL DE DOMINGO MARTÍNEZ, y D. MANUEL RODRIGUEZ GOMEZ, ha pronunciado

EN NOMBRE DEL REY

     la siguiente:

SENTENCIA

     En el recurso de suplicación interpuesto por IBERMUTUAMUR, contra la sentencia número 123/2006 del Juzgado de lo Social número 3 de Murcia, de fecha 27 de marzo de 2006, dictada en proceso número 831/2005, sobre accidente, y entablado por Don . Victor García Avilés frente “Programación Informática S.A.”, Ibermutuamur, INSS y TGSS.

     Actúa como Ponente el Iltmo. Sr. Magistrado D. JOSÉ LUIS ALONSO SAURA, quien expresa el criterio de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- La única instancia del proceso en curso se inició por demanda y en el que consta sentencia, en la que figuran declarados los siguientes hechos probados:

  "Primero. El demandante, D. Victor García Avilés , nacido el 18 de abril de 1953, se encuentra afiliado a la Seguridad Social con n° 000/00000/00 y se encuentra dado de alta en el Régimen Especial de la Seguridad Social, con un salario mensual de 1.250'20 euros, desempeñando sus funciones como "oficial administrativo".
  Segundo. El actor manifiesta haber sufrido accidente de trabajo cuando venía desarrollando sus funciones para la empresa “Programación Informática S.A.”.
     Así, a partir del 24 de junio de 2004 empezó a sentirse mal, con opresión en el pecho, sudores y escalofríos.
     El día 2 de julio de 2.004 a Don Victor García Avilés se le diagnostica una cardiopatía isquémica, procediendo a darle de baja el médico de cabecera. Tras la realización de un ecocardio, se detecta en fecha 29 de julio de 2004 en la Clínica Infante de Murcia, la existencia de un infarto agudo de miocardio inferior.
Tercero. El demandante inició situación de IT en fecha 3 de julio de 2004. El informe médico de síntesis es de fecha 29 de abril de 2005; y el dictamen-propuesta del EVI es de fecha 23 de junio de 2005.
Cuarto. El INSS, en resolución de fecha 29 de julio de 2005, concedió al solicitante la prestación por incapacidad permanente en grado de total para el ejercicio de la profesión habitual.
Quinto. Disconforme con la anterior resolución, el demandante presentó reclamación administrativa previa en la que solicitaba que se le reconociera la situación de incapacidad permanente absoluta, siendo desestimada por nueva resolución del INSS de fecha 15 de noviembre de 2005, por entender que las dolencias sufridas por el actor eran consecuencia de enfermedad común.
Sexto. El demandante padece las siguientes dolencias y secuelas: cardiopatía isquémica, infarto agudo de miocardio inferior en julio del d2004; lesión CD y en primera rama diagonal, ACTP más Stent CD restenosis de CD en marzo/03, precisando nueva ACTP+STENT; prueba de esfuerzo (+) eléctrica; evitar esfuerzos físicos y/o actividades con estrés.
Séptimo. La base reguladora de la prestación que se interesa ascendería a 1.245'39 euros. "; y el fallo fue del tenor literal siguiente: "Que estimando la demanda interpuesta por . Victor García Avilés contra el INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL, la TESORERÍA GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL, IBERMUTUAMUR MUTUA DE ACCIDENTE DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL Y LA MERCANTIL "“PROGRAMACIÓN INFORMÁTICA S.A .", declaro haber lugar a la misma, y en consecuencia debo declarar y declaro a el actor en situación de invalidez permanente absoluta derivada de accidente de trabajo, con derecho a percibir una pensión vitalicia y mensual del 100% de la base reguladora de 1.245'39 euros más los incrementos legales correspondientes, y con efectos desde el día 31 de marzo de 2005, condenando a la mutua IBERMUTUAMUR al abono de dicha prestación, y sin perjuicio de la Responsabilidad subsidiaria que pudiera recaer en su caso y en día sobre el INSS y la TGSS".

SEGUNDO.- Contra dicha sentencia se interpuso recurso de suplicación or Don Juan Carlos V.R, en representación de la parte demandada IBERMUTUAMUR, con impugnación del letrado D. Antonio Cuadros Castaño, en representación de la parte demandante D. Victor García Avilés.


FUNDAMENTOS DE DERECHO

FUNDAMENTO PRIMERO.- El actor D. Victor García Avilés, presentó Demanda en la que invoca que padece las dolencias que enumera, solicitando la declaración en situación de invalidez permanente absoluta, por accidente de trabajo. La sentencia recorrida estimó la demanda, razonando en síntesis que concurría el grado de invalidez solicitado por accidente de trabajo.
     La Mutua disconforme, interpuso recurso de suplicación en el que a través de dos motivos de recurso dedicados al examen del Derecho aplicado postula la revocación de la sentencia recorrida.
     El actor impugna el recurso, oponiéndose.

FUNDAMENTO SEGUNDO.- Inicialmente, se solicita al amparo del apartado c) del art. 191 de la Ley de Procedimiento Laboral.
     A) La sentencia dictada, hoy recorrida, es contraria a Derecho, al infringir lo dispuesto en el art. 115 del Texto Refundido Ley General Seguridad Social, Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de Junio, POR APLICACIÓN INDEBIDA, así como el art. 117.2 por INAPLICACION. Ambas infracciones tiene un mismo fundamento, por lo que van a ser tratadas conjuntamente. La parte recorrida se opone.
     Vistas las alegaciones formuladas con los fundamentos de derecho se afirma que el infarto se produjo en julio de 2004, cuando prestaba sus servicios para la empresa, realmente ocurrió en tiempo y lugar de trabajo.
     Si ello se una a que las dolencias parecen íntimamente relacionadas con el infarto de miocardio, aunque en hechos probados ya se alude a determinada intervención quirúrgica en marzo de 2003, la Sala concluye que se dan las condiciones para entender que se está en presencia de un accidente de trabajo.
     Existe evidencia de que el infarto se produjo en tiempo y lugar de trabajo o como consecuencia de él.

FUNDAMENTO TERCERO.- Se denuncia, finalmente, infracción del artículo 137.5 de la Ley General de la Seguridad Social, pues la parte recurrente no estaría en situación de invalidez permanente absoluta.
     Para el examen de este motivo de recurso, deben ponerse en relación: a) las diversas profesiones existentes; b) las secuelas que presente; y c) ponderando, como criterio orientativo, el artículo 41 del Reglamento de Accidentes de Trabajo (Decreto de 22-06-1956).
     Pues bien, si la parte actor tiene la categoría profesional que indica en la sentencia recorrida se acredita, que no puede realizar las actividades fundamentales de alguna profesión, pues se constata una sintomatología o manifestación funcional suficiente al efecto con el alcance necesario en orden a la obtención de una incapacidad permanente absoluta. La anterior solución es concorde con el criterio del artículo 41 del Decreto indicado ya que, conforme razona la sentencia recorrida, respecto de la incapacidad permanente absoluta que se interesa, existen dos facultativos médicos que depusieron accidente de alto riesgo cardiovascular con síntomas de disnea y angor, aconsejando una incapacidad permanente para cualquier actividad laboral, sin que exista una probabilidad de mejora y siendo desaconsejada la cirugía por el alto riesgo que soporta el actor, hechos que no han sido contradichos por ningún otro medio probatorio, por lo que debe ser estimada la pretensión solicitada en este sentido. Abundan en ello diversos informes del servicio de cardiología, como argumenta el recurrido.

     Procede, en consecuencia, la condena en costas a la parte recurrente, de conformidad con el artículo 233 de la Ley de Procedimiento Laboral.


FALLO

     En atención a todo lo expuesto, la Sala de lo Social de este Tribunal, por j la autoridad que le confiere la Constitución, ha decidido:

     Desestimar el recurso de suplicación interpuesto por IBERMUTUAMUR frente a la sentencia número 123/2006 dictada por el Juzgado de lo Social número 3 de Murcia, en fecha 27 de marzo, en virtud de demanda interpuesta por D.Victor García Avilés, contra “Programación Informática S.A.”, Ibermutuamur, INSS y TGSS, en reclamación sobre accidente y confirmar, como confirmamos, el pronunciamiento de instancia.

     Dése a los depósitos, si los hubiera, el destino legal.

     Notifíquese esta sentencia a las partes y al Ministerio Fiscal de este Tribunal Superior de Justicia.