Juzgado de lo Social Nº Dos de MURCIA
SENTENCIA: 141/12. S 22/03/2012
Mag: JESÚS LUNA MORENO

JUZGADO DE LO SOCIAL NUMERO DOS MURCIA

PROCESO NUMERO: DEMANDA 2085/2009.
DEMANDANTE:
DEMANDADO:
ABOGADO: ELISA CUADROS GARRIDO
ACCIÓN: SEGURIDAD SOCIAL.ACC

S E N T E N C I A NUM: 141/12

      En la Ciudad de Murcia a veintidós de marzo de dos mil doce. Yo el Ilmo. Sr. JESUS LUNA MORENO, Magistrado-Juez Sustituto del Juzgado de lo Social num. DOS de Murcia y su Provincia, procedo a dictar Sentencia EN NOMBRE DEL REY, tras haber visto los presentes autos, seguidos, de una y como demandante Dª P. D G., con D.N.I. n°000000, asistida del Letrado Dª ELISA CUADROS GARRIDO y de otra y como demandado INSS-TGSS, representados por la Letrada Dª P.A. S., C S.A., representado por el letrado D. J. P .S, M. A. S.A., asistido del Letrado C. G., en reclamación sobre SEGURIDAD SOCIAL/ACC.


ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Con fecha 3/12/09 se presentó por la demandante la anterior demanda que admitida a trámite se citó a las partes a juicio, donde la parte actora se ratificó en su demanda, y practicadas las pruebas propuestas, S.Sª declaró los autos vistos y conclusos para Sentencia, quedando sobre la mesa del proveyente.

SEGUNDO.- En la tramitación de este procedimiento se han observados las formalidades legales.


HECHOS PROBADOS

PRIMERO.- DÑA. P.D.G trabajadora, nacida el 18/10/1974, con D.N.I. núm.000000, de profesión habitual reponedora, desempeñando ordinariamente las tareas propias de ese oficio, sufrió un accidente de trabajo el día 8 de febrero de 2.008 cuando prestaba servicios para la codemandada empresa M.A S.A., en el centro laboral C S.A.

SEGUNDO.- Que por resolución del INSS en fecha 18/05/2010 consecuencias de dicho accidente se declaró a la demandante e situación de incapacidad permanente para su profesión habitual en grado de total, reconociéndose derecho a una pensión mensual equivalente al 55% de su base reguladora de 1.515, 36 €.

TERCERO.- Interesado recargo del 50 % de la prestación, la Dirección Provincial de Murcia del Ministerio de Trabajo, en fecha 10/09/2009, dictó resolución por la se denegaba el recargo por falta de medidas de seguridad de la empresa.

CUARTO.- Disconforme con la anterior resolución, la trabajadora demandante interpuso reclamación previa contra la misma que fue desestimada por otra de fecha 02/11/2009, posibilitándose la vía judicial.

QUINTO.-El accidente de trabajo se produjo cuando la accidentada pasó a una distancia aproximada de un metro de la parte posterior de la carretilla portapalets, al dar marcha atrás el operario que la conducía, produciéndose el aplastamiento de la pierna de la trabajadora entre la doble rueda trasera.

SEXTO.- El accidente se produjo en el patio B. contiguo al patio de alimentación del establecimiento C. S.A constatándose que en el mismo no había una diferenciación o señalización de las zonas para la circulación de vehículos y de las zonas de desplazamiento de peatones y el acceso a los dos almacenes de ambos patios se realizaba a través de dos puertas en las que no se diferencian entre paso para equipos móviles y para peatones, abriéndose directamente a la zona de tránsito y maniobra de vehículos, interfiriéndose las áreas de desplazamientos de vehículos y peatones€.

SÉPTIMO.- Ni las empresas M S.A. ni la entidad C S.A. presentaron una evaluación específica del riesgo del puesto de reponedora con medidas concretas para evitar el tránsito de los peatones sin interferencia con el tráfico de los vehículos simultáneamente por el patio donde ocurrió el siniestro.

OCTAVO.- Tales hechos dieron lugar a la imposición a las sociedades de sanciones por infracción de faltas graves en materia de prevención de riesgos laborales, según resolución de la Inspección de Trabajó de fecha 28/05/2008.


FUNDAMENTOS JURÍDICOS

FUNDAMENTO PRIMERO.- La anterior relación de hechos declarados probados se desprende de la libre y conjunta valoración de la prueba practicada y, en especial, de las resoluciones administrativas mencionadas, de los informes y dictámenes aportados por las partes, de la pericial técnica practicada en el acto del juicio oral (arts. 1214 y ss. del C.C. y 90 y 97 y ss. de la L.P.L.).

FUNDAMENTO SEGUNDO.- La resolución objeto impugnación deniega el recargo sobre la base de la falta de nexo causal entre la omisión de las medidas de seguridad y el accidente, considerando que ha intervenido el factor personal del carretillero y la trabajadora.
Pues bien en primer término, debemos de proceder a situar exactamente cuales fueron las condiciones en que se produjo el accidente. Dicha cuestión de hecho ha sido objeto de profusa prueba en el acto del juicio, pretendiendo la empresa establecer como cierta la hipótesis de que el patio se encontraba totalmente señalizado, diferenciándose debidamente con señalización las zonas de paso de vehículos y de personas, así como la existencia de señalización prohibitiva de paso de peatones por la zona de vehículos. Pues bien, a pesar de los testimonios prestados, el Juzgador considera como ciertos los hechos según fueron descrito en el acta de la Inspección de Trabajo que dio origen a la resolución que se impuso sanción y que obra en el ramo de prueba de la parte demandante. A tal conclusión probatoria se llega tanto por la presunción de veracidad objetiva de la que gozan tales documentos, cuanto por el contenido de las declaraciones que se prestaron con ocasión del procedimiento penal, y particularmente la declaración de N.M.E.D.L.M. que específicamente explica que la señalización consistía en “Había unos carteles en los patios que indicaban peligro de carretillas y que prohibían a los peatones circular por determinadas zonas”; igualmente señala que “hay una puerta de mercancías que se mantiene cerrada siempre y en esa pared es donde está el cartel que prohíbe la circulación de peatones.” En definitiva, es evidente que en el momento en que se produjo el accidente no existían marcas superficiales que delimitaran zonas de paso de vehículos y zonas de paso de peatones, dando lugar a interferencias entre ambos pasos.
Se ha constatado, igualmente, la inexistencia de evaluación específica del riesgo que suponía la interferencia de paso de vehículos y peatones en el patio donde sucedió el siniestro, así como la falta de notificación a la trabajadora accidentada de instrucciones específicas al respecto, como consta en el acta y resolución de la Inspección de Trabajo, señalándose específicamente que C S.A no notificó por escrito la evaluación del riesgo específico.
La mecánica del cadente no ofrece dudas por las declaraciones de todas las partes y documentos acompañados, fue un atropello al dar marcha atrás el conductor sin verificar la inexistencia de obstáculo personal, que se encontraba apenas a un metro cuando inició la maniobra. Por su parte la trabajadora no se apercibió del inicio de la maniobra siendo alcanzada por el vehículo.

FUNDAMENTO TERCERO: La parte demandada alega a su favor que la trabajadora tenía que desplazarse al lugar del accidente para recoger traspalets puesto que podía hacerlo en otra localización cercana a su puesto dentro de las instalaciones, así como que dicha trabajadora invadió la zona de pasó de vehículos vulnerando la prohibición.
Respecto a la primera de las cuestiones, cabe señalar que pudiera ser vierta la objeción alegada, y que resultaba innecesario el acceso al patio para recoger traspalets, sin embargo, no se ha acreditado cumplidamente que el día y hora en que ocurrió el siniestro se encontraran los elementos a disposición de la trabajadora en el lugar a que se refiere la demandada, ni que a la trabajadora se le hubiere prohibido expresa y específicamente ir a reponer los traspalet al lugar donde ocurrió el accidente, y del concurso de tales premisas se desprende que la trabajadora realizaba una actividad permitida en una zona donde existía el material que precisaba para realizar su trabajo, no vulnerando disposición alguna, sino realizando tareas propias del desempeño de su trabajo.
En cuanto a la segunda alegación, debe precisarse que no existía en la zona señalizada que discriminara cuales eran las zonas de paso de vehículos de las que eran zonas de paso de peatones, y en tales circunstancias resulta muy difícil discriminar si la trabajadora invadía una zona de tránsito de vehículos o peatones.
Por lo tanto las alegaciones realizadas respecto a responsabilidad de la víctima en la causación del siniestro deben ser desestimadas.

FUNDAMENTO CUARTO: Por consiguiente, y por lo expresado se constata existencia de una vulneración de normas específicas prevención de riesgos laborales que afectan a ambas empresas demandadas y que dicha omisión se reputa una conducta imprudente o negligente culposa y antijurídica.
La causación de un daño acreditado a la persona de la demandante que le ha generado finalmente una situación calificada de incapacidad permanente total para su profesión.
Finalmente una relación de causalidad entre la conducta y el resultado, de forma tal que la falta de concreción y delimitación de zonas de paso separadas para vehículos y personas se repute como definitoria de la causa del accidente al posibilitarse el paso simultáneo en el tiempo y en el espacio tanto del vehículo como de la persona, que finalmente derivó en el atropello de la demandante.

FUNDAMENTO QUINTO: Siendo relevante y grave el incumplimiento de las empresa demandadas sin que se haya apreciado culpa concurrente de la víctima ni circunstancia ajena al empleador imprevisible, procede en consecuencia estimar en su totalidad la demanda, condenar al recargo interesado del 50 % sobre las prestaciones declarando responsables de su abono a las empresas demandadas.
Por razón de la materia, contra ésta sentencia cabe interpone recurso de suplicación.

     Vistos los preceptos citados y demás de general y pertinente aplicación,


FALLO

     Que estimando la demanda interpuesta por DÑA. P. D. G frente al INSS, la TGSS, C S.A. y M. A S.A., con revocación de la resolución impugnada se declara la concurrencia de falta de medidas de seguridad en el accidente y en consecuencia declarar la pertinencia del recargo del 50 % sobre las prestaciones, declarando responsables de su abono a las empresas demandadas, condenando a dichos codemandados a estar y pasar por ésta resolución.

     Notifíquese esta resolución a las partes y hágaseles saber el derecho que les asiste para recurrir contra la misma en recurso de SUPLICACIÓN, para ante la Sala de la Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, en el plazo de CINCO DIAS a contar del siguiente al de su notificación, anunciándolo ante este Juzgado de lo Social.

     Y en cuanto a la condenada al pago (en el caso de que el recurrente sea la Empresa demandada) que para hacer uso de este derecho deberá ingresar la cantidad a que el Fallo se contrae, en la cuenta establecida por este Juzgado de lo Social en la 0P. del BANESTO, c.c. número 3093.0000.65. 2085.09 en esta Capital, sita en Avda. Libertad, sin, Edf. Clara, acreditándolo mediante el oportuno resguardo. Asimismo deberá efectuar un depósito de TRESCIENTOS EUROS en la misma Entidad Bancaria, c.c. número 3093.0000.67.2085.09.

Así por esta mi sentencia, lo pronuncio, mando y firmo.