Tribunal Superior Justicia MURCIA SALA SOCIAL SENTENCIA: 788/2007 rec. 691/07 S 18/06/2.007.
Pte: Jiménez Fernández, Rubén Antonio.

     En la ciudad de Murcia, a dieciocho de Junio de dos mil siete.

     La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma de Murcia formada por el Iltmo. Sr. Presidente D. JOSÉ LUIS ALONSO SAURA, y los Iltmos. Sres. Magistrados, D. RUBÉN ANTONIO JIMÉNEZ ERNÁNDEZ y D. JOAQUÍN ÁNGEL DE DOMINGO MARTÍNEZ, ha pronunciado

EN NOMBRE DEL REY

     la siguiente:

SENTENCIA

     En el Recurso de Suplicación interpuesto por doña Rosa María Menárguez Menárguez, contra la sentencia número 0073/2007 del Juzgado de lo Social número 7 Murcia, de fecha 13 de febrero, dictada en proceso número 0713/2006, sobre Accidente de Trabajo, y entablado por doña Rosa María Menárguez Menárguez, frente Mutua Fremap; Conservas, S. A; Instituto Nacional de la Seguridad Social; Tesorería General de la Seguridad Social.

     Actúa como Ponente el Iltmo. Sr. Magistrado D. RUBÉN ANTONIO JIMÉNEZ FERNÁNDEZ, quien expresa el criterio de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- La única instancia del proceso en curso se inició por demanda y el que consta sentencia, en la que figuran declarados los siguientes hechos probados:

  "Primero. La actora doña Rosa María Menárguez Menárguez, nacida el 01/06/1967, con DNI n° 00000000000, afiliada al Régimen General de la Seguridad Social como consecuencia de la prestación de sus servicios como Auxiliar de Conserva a cuenta de la empresa demandada "Conservas S.A.", que tiene concertada cobertura de los riesgos profesiones de sus trabajadores con la mutua codemandada Fremap", fue declarada en situación protegida de incapacidad permanente total para profesión habitual con origen en un accidente de trabajo ocurrido el 25/11/2002 por Resolución del INSS de 15/01/2004, y ello en vista del siguiente cuadro clínico: fractura cerrada extremo superior húmero derecho sin desplazamiento, descompresión subacromial y bursectomía; limitación para actividades que precisen coger peso o destreza con miembro superior derecho, abducción activa de 80°.
  Segundo. La anterior resolución fue confirmada por sentencia, hoy firme, dictada el 20/12/2004 por Juzgado de lo Social núm. 4 de Murcia en los autos seguidos con el núm. 283/2004 ( Sentencia núm. 504/2004).
Tercero. El 13/01/2006 la demandante solicitó la Revisión por agravación del grado de invalidez reconocido.
Cuarto. El Instituto Nacional de la Seguridad Social, aceptando el dictamen propuesta del Equipo de Valoración de Incapacidades emitido el 28/03/2006, resolvió el 06/06/2006 denegar dicha solicitud.
Quinto. Contra la anterior resolución formuló la demandante Reclamación previa en vía administrativa, que fue desestimada por resolución expresa de 01/08/2006.
Sexto. Presenta la demandante el siguiente cuadro clínico: el accidente laboral ocurrido el 25/11/2002 le causó una fractura cerrada del extremo superior del húmero derecho sin desplazamiento, que fue tratada con descompresión subacromial y bursectomía; en la actualidad le restan como secuelas del referido siniestro las siguientes: abducción activa inferior a 60° y rotación externa limitada; presenta una limitación funcional para actividades que precisen coger pesos o destreza can el miembro superior derecho. La actora aqueja además, como consecuencia de enfermedad común, leve retraso mental, trastorno ansioso-depresivo crónico y trastorno disociativo de conversión; le resta una limitación funcional para actividades de riesgo (crisis de pérdida de conciencia).
Séptimo. La base reguladora de la pensión de incapacidad permanente absoluta para todo trabajo por la contingencia de accidente de trabajo asciende a 5.350'90 euros al año"; y el fallo fue del tenor siguiente: "Que desestimando la demanda formulada por doña doña Rosa María Menárguez Menárguez", el Instituto Nacional de la Seguridad Social, la Tesorería General de la Seguridad Social y "Conservas S.A.", debo absolver y absuelvo a los referidos demandados de la pretensión deducida en su contra".

SEGUNDO.- Contra dicha sentencia se interpuso recurso de suplicación por el Letrado don Antonio Cuadros Castaño, en representación de la parte demandante, con impugnación del Letrado don R. R. M., en representación de la empresa demandada y de la Letrada doña M. J. O. M., en representación de la Mutua demandada.


FUNDAMENTOS DE DERECHO

FUNDAMENTO PRIMERO.- La sentencia de fecha 13 de febrero del 2007, dictada por el Juzgado de lo Social n° 7 de Murcia en los autos 713/06, desestimó la d manda formulada por doña Rosa María Menárguez Menárguez, contra el INNS, la TGSS, la Mutua de Accidente de trabajo y Enfermedades Profesionales FREMAP y la empresa Conservas SA, solicitando la revisión de la Incapacidad Permanente Total derivada de accidente de trabajo que le había sido reconocida en el 2004, y el reconocimiento del derecho a percibir prestaciones por incapacidad permanente absoluta.
     Disconforme con la sentencia la actora interpone Recurso de Suplicación, solicitando tanto la revisión de los hechos declarados probados (articulo 191.b), como la revocación de la sentencia, para que se dicte otra estimatoria de la demanda por la vulneración del articulo 137.c de la LGSS, en relación con el 143.

FUNDAMENTO SEGUNDO.- El apartado sexto de los hechos declarados probados refleja el conjunto de las lesiones y limitaciones que presenta la actora, distinguiendo las secuelas del accidente de trabajo ocurrido en el 2002 (hombro derecho: abducción activa inferior a 60°, rotación externa limitada, limitación funcional para actividades que precisen coger pesos o destreza con el MSD) , respecto de otras limitaciones derivadas de enfermedad común (leve retraso mental, trastorno ansioso-depresivo crónico y trastorno disociativo de conversión; limitación funcional para actividades de riesgo, crisis de perdida de conciencia).
     Al amparo del primer motivo del recurso, la actora pretende dar nueva redacción al citado apartado, para dejar constancia de que las limitaciones de tipo psíquico se han exacerbado como consecuencia del accidente de trabajo sufrido.
     La revisión que se solicita tiene apoyo en informes médicos emitidos por la Medicina privada (folios 119, 120 , 126: Informes del especialista Dr. Ros), como por la medicina publica (informe del especialista en psiquiatría del Centro de Salud Mental de Mula de fecha 20-9-2005, obrantes a os folios 122 y 123) e informe del Centro de Salud Mental de Caravaca, de fecha 9-12-1999 (folio 127 a 129), así como la propia resolución de la Dirección Provincial del INSS, de fecha 1-8-2006, por lo que el apartado sexto debe de quedar redactado en los términos siguientes:
   "Sexto. Como consecuencia directa de la fractura del humero derecho, sufrida con ocasión de accidente de trabajo ocurrido el 25-12-2002, la actora presenta en la actualidad una limitación de la abducción activa del hombro derecho, siendo dicho movimiento inferior a 60°, estando, asimismo, limitada la rotación externa; ello comporta limitación funcional para actividades que precisen coger pesos o destreza con el Miembro Superior Derecho. La actora fue tratada en el Centro de Salud Mental de Caravaca de la Cruz en Diciembre de 1998 por presentar un cuadro caracterizado por crisis de ansiedad, con palpitaciones, ahogos, sensación de muerte inminente, tristeza, ansiedad, llanto fácil, malestar general y pesimismo que fue diagnosticado como trastorno de pánico con agorafobia y episodio depresivo moderado, remitiendo con la medicación escrita las crisis de ansiedad y conductas agorofóbicas, recomendándose la incorporación a su actividad laboral en Diciembre del 1999, por lo que en Febrero 2.000 dejó de acudir a las revisiones. En Mayo del 2004, ha vuelto a ser atendida por el Centro de Salud Mental de Mula, siendo diagnosticada de trastorno ansioso- de-presivo, actuando como factor estresante el accidente sufrido en el 2002 complicaciones posteriores a nivel médico; desde dicha fecha ha venido siendo atendida en dicho centro de salud, no apreciándose mejoría , a pesar de los distintos tratamientos prescritos (Escitalopram, Paroxetina, Clomipramina, Olanzapina abapentina, Quetapiuna); en Septiembre 2004 fue evaluada por Psicología, resultando de la evaluación un CI total de 63, que le sitúa en una clasificación de " deficiente". La situación actual de la demandante, en el aspecto psíquico es : Leve retraso mental (CI 63); trastorno ansioso-depresivo crónico que no cede con la medicación, con tristeza, ansiedad, taquicardia, temblores, sobresaltos, astenia, falta de energía y de motivación, falta de concentración y de memoria, ideas de autolisis; trastorno disociativo de conversión, con crisis de perdida de conciencia, crisis de pérdida de fuerza en las piernas y frecuentes ataques de nervios".

FUNDAMENTO TERCERO.- Presenta la demandante dos tipos de Imitaciones funcionales: Unas, provocadas por la importante pérdida de movilidad del hombro derecho, en virtud de la que fue declarada afecta de incapacidad permanente total, que le impiden realizar trabajos en los que se exija la utilización de dicho miembro, tanto los de esfuerzo como los de destreza; otras derivadas de su padecimiento psíquico, las cuales son incompatibles con labores de carácter intelectual o que precisen el aprendizaje de oficios que exijan ciertos conocimientos, o aquellas aras en los que exista riesgo de caída o atrapamiento, por causa de las crisis de pérdida de conocimiento.
     El conjunto de tales dolencias conduce a concluir , no solo que se ha producido una agravación respecto de la situación valorada en el 2004, en la que algunas de las dolencias de tipo psíquico alegadas no se valoraron por estimar no tenían carácter definitivo, sino, también, que, la actora está impedida para tareas de componente físico, a causa de la limitación grave que afecta a su MSD, así como para otras tareas sedentarias, en las que predomine las labores de contenido intelectual (trabajos administrativos) o las de destreza manual que exijan un aprendizaje (confección,montaje) y todo ello, unido a la dificultad de relación social que deriva de su déficit mental y trastorno crónico ansioso- depresivo, determina que la capacidad laboral residual de la misma sea prácticamente nula, por lo que procede declararla afecta de incapacidad permanente absoluta.
     La sentencia recurrida en cuanto no aprecia tal agravación, vulnera lo dispuesto el articulo 143 de la LGS, y en cuanto rechaza su pretensión de ser declarada afecta de incapacidad permanente absoluta, no aplicó lo dispuesto en el articulo 137.1c del texto refundido de la LGSS, aprobado por RDL 1/1994, en su redacción anterior a la introducida por la L24/1997, actualmente en vigor por efecto de lo dispuesto en la disposición transitoria 5 bis, por lo que procede su revocación y dictar otra estimatoria de la demanda


FUNDAMENTO CUARTO.- Como adecuadamente razona el juzgador de instancia, a efectos de evaluar el grado de incapacidad que presenta un trabajador, pueden ser objeto de consideración conjunta todas las limitaciones funcionales que la misma presente, tanto si derivan de enfermedad común, como si proceden de contingencias profesionales; la existencia de limitaciones de origen distinto puede tener distintas consecuencias en orden a la imputación de responsabilidades, en función de las circunstancias concurrentes.
     En el presente caso, la petición principal de la actora consiste en que se revise el grado de incapacidad reconocida y, por la valoración de limitaciones funcionales no apreciadas en el 2004, se le declare afecta de incapacidad permanente absoluta; tanto su demanda, como en la reclamación previa, la actora no concretó su petición condicionándola a que la contingencia fuera el accidente laboral; si bien, con ocasión del recurso, entiende que los defectos de origen psíquico que en la actualidad presenta se agravaron por efecto del accidente, tal formulación no supone que deba de excluirse la contingencia común como determinante de la revisión por agravación.
     El informe medico de fecha 9-12-1999, obrante al folio 127 y 128, revela que antes del accidente la actora fue tratada en el Centro de Salud Mental de Caravaca por cuadro de crisis de ansiedad que remitió con el tratamiento, no habiendo sido valorada tal dolencia, con ocasión del reconocimiento de la incapacidad permanente total en el 2004.
     En la actualidad el cuadro de limitaciones de carácter psíquico es mucho más grave y presenta caracteres de permanencia, a la luz de los informes médicos emitidos tanto por el centro de salud Mental de Mula, como por el especialista en psiquiatría que la ha atendido en el Hospital de San Carlos de Murcia.
     Todos esos informes coinciden en apreciar que es a raíz del accidente de trabajo sufrido cuando la trabajadora vuelve a acudir a consulta para ser atendida por la Medicina Pública y que existe un agravamiento de sus limitaciones psíquicas provocado por el propio accidente y por las vicisitudes consiguientes al tratamiento medico y rehabilitador, a pesar del cual han resultado importantes secuelas que afectan a su MSD.
     La sentencia recurrida y los informes médicos, incluido el de síntesis, reflejan déficit intelectual, constatado en el 2005, y trastorno disociativo de conversión, de cuya existencia no existían precedentes , así como una agravación del trastorno ansioso-depresivo y su carácter permanente (crónico) por no remitir con la medicación; se trata pues de limitaciones funcionales de carácter permanente que aparecen con posterioridad al accidente de trabajo, aunque por su etiología haya lugar a estimar que la enfermedad se encontraba latente; pero la aparición de la sintomatología o manifestaciones de carácter invalidante se vincula por los informes médicos citados tanto al propio accidente, como al tratamiento seguido y a las secuelas que han derivado, por lo que, con aplicación de la regla contenida en el articulo 115.2f) de la LGSS, deben de reputarse como derivados de accidente de trabajo, con la consiguiente responsabilidad de la entidad colaboradora demandada.


FALLO

     En atención a todo lo expuesto, la Sala de lo Social de este Tribunal, por la autoridad que le confiere la Constitución, ha decidido:

     Estimar el recurso de suplicación interpuesto por doña Rosa María Menárguez Menárguez, contra la sentencia de fecha 13 de febrero del 2007, dictada por el Juzgado lo Social n ° 7 de Murcia en los autos 713/06, revocar la misma y, en su lugar, con estimación de la demanda interpuesta por aquella contra La Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales FREMAP, el INSS, la TGSS y la empresa Conservas ,SA, declarar haber lugar a revisar el grado de incapacidad Permanente total reconocido a la actora en Enero del 2004, declarar que la misma se encuentra afecta de incapacidad permanente absoluta, derivada de accidente de trabajo, con derecho a percibir una prestación del 100 por 100 de la base reguladora anual de 5.350,90 euros, siendo responsable de su pago la Mutua demandada, como subrogada en la posición jurídica de la empresa Conservas y frutos SA, con la reglamentaria participación de la TGSS.

     Dése a los depósitos, si los hubiera, el destino legal.

     Notifíquese esta sentencia a las partes y al Ministerio Fiscal de este Tribunal Superior de Justicia.